Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Tijuana

Proyecto de Ley de Ingresos 2024

Aunque la Ley de Ingresos de la Federación para el 2024 no contempla reforma fiscal, sí prevé un aumento en los ingresos tributarios.

Aunque la Ley de Ingresos de la Federación para el 2024 no contempla reforma fiscal, sí prevé un aumento en los ingresos tributarios.

El pasado 8 de septiembre fue presentada ante el Congreso de la Unión la propuesta de paquete económico para el año de 2024, para su análisis y posterior aprobación. En la exposición de motivos, el presidente habla de su promesa del inicio de sexenio de no aumentar ni crear nuevos impuestos, de mantener austeridad en el gasto público, de dar prioridad a los programas sociales y de la búsqueda de una mayor calidad de vida para la clase trabajadora.

Como se ha visto la tendencia en los últimos años, si bien, no hay incremento de impuestos, se ejercen mayores facultades de fiscalización. Las auditorías y las inspecciones están a la orden del día encima de los contribuyentes cautivos.

Tal y como lo anunciaron, no habrá reformas a la Ley del Impuesto sobre la Renta, Ley del Impuesto al Valor Agregado, Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y Código Fiscal de la Federación. Aunque no hay aumento de impuestos, en dicha iniciativa, los ingresos tributarios crecen un 6%, lo que se traduce en mayor rigidez en las auditorías.

Se aumenta la tasa de retención del Impuesto Sobre la Renta del 0.15% al 1.48% sobre los intereses que paguen las instituciones del sistema financiero.

No obstante que no hay reforma fiscal, de manera similar al 2023, el 2024 traerá un incremento en el gasto a las fuentes de empleo formal. Este 2023 ha sido un año difícil para los empleadores, por el aumento en el costo de nómina. Esto,

derivado del aumento al salario mínimo general, del incremento a los días de vacaciones y su impacto en la prima vacacional, del incremento a las cuotas de cesantía y vejez del seguro social y para las empresas del estado, del incremento al impuesto sobre nómina. A partir de noviembre de 2022 el estado de Baja California establece una sobretasa del 1.25%.

De forma similar, algunos estados del país incrementaron recientemente su impuesto local sobre la nómina.

Este 2024 habrá nuevos retos, sumados a los del 2023. Para empezar, viene otro incremento al salario mínimo general, el último del sexenio, y luego algunas reformas laborales que el día de hoy, mientras se escriben estas líneas, se están discutiendo en el congreso.

Esas reformas son: la de reducción de jornada laboral, la cual pretende reducir la jornada máxima de 48 a 40 horas semanales, la del incremento a porcentaje de la prima vacacional y la del incremento a los días de aguinaldo. Veremos cuáles pasan.

Otro punto importante que impacta a algunas empresas es el tipo de cambio, el superpeso trajo pérdidas cambiarias importantes en los últimos dos años a quienes venden en dólares y gastan en pesos.

Por todo ello, las empresas deben ser prudentes en sus presupuestos. Es momento de prepararse para otro año difícil en el que si bien, no hay reforma fiscal, si habrá más carga social, más fiscalización y más costo de nómina. El cual, es uno de los gastos más importantes y prioritarios de cualquier empresa.

*- La autora es Contador Público Certificado especialista en Seguridad Social.

En esta nota