Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Tijuana

El artificio de la máscara

Esta columna se debió llamar: El Artificio de la Mascarada se Cumplió

Esta columna se debió llamar: El Artificio de la Mascarada se Cumplió. Ni más, ni menos. Varios al frente de los medios informativos siempre lo comentaron, sin dudas y extravíos: “el dedo será inevitable”. No usaron estas palabras, pero pudieran haber sido; faltaba más.

El engaño es fundamentalmente para tontos. Y veamos una lamentable realidad: Morena cuenta con mayoría de votantes y este comentador ignora por cuánto tiempo. La estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador no es una estrategia, estrictamente dicho; es su política; su visión de país y le seguirá dando resultados: Lo extraño, o mejor aún: “La Mascarada” consiste en el auto engaño de las corcholatas y fundamentalmente de Marcelo Ebrard que no se sabe si sigue siendo parte de

este festín o circo. Al mismo tiempo el convite se convierte en algo en extremo serio; trascendental incluso: La secretaria del Bienestar, diseñada, creado por el presidente Obrador es a la vez el motivo por el cual un altísimo porcentaje de votantes, (del pueblo; “este pueblo sabio”) llevó a Claudia Sheinbaum a ser la candidata de Morena para presidencia en el 2024. Altísimo porcentaje de nuestros impuestos, se envían de forma tramposa, por una parte y, políticamente un acierto de Obrador a fin de dedicar enormes truculentos recursos del presupuesto nacional a los pobres y a millones de mexicanos de la tercera edad. Ahí está la trampa y ahí se encuentra el acierto de la 4T. (La cuarta transformación del país) ¿En dónde se encuentra la primera, la segunda y la tercera?: Con Francisco I. Madero, Lázaro Cárdenas y … ¿Hidalgo acaso? Lo complicado se torna demasiado simplón, redondo: como dijo Salinas de Gortari: No nos hagamos bolas, o mejor aún: para qué son tantos brincos estando el suelo tan parejo- Es posible que el partido del presidente dure varios sexenios en el poder; otro PRI, sin más, solo que en el priato se hicieron obras sin duda: miles de escuelas primarias, cientos o miles de hospitales, presas, , carreteras etc. Sí en efecto, bajo la condición de la corrupción, pero se realizó mucha obra. El PRI tomó como pretexto los héroes de la patria y a la vez todo contra Porfirio Diaz en el poder; el malvado dictador, argumento para que el pueblo sabio votara por el tricolor. El PRI permaneció en el poder por que no había otra opción. La Universidad Nacional Autónoma de México fue a la vez fundamental para que creyeran en México y el PRI.. Y qué decir del Museo de Antropología mucho más importante incluso que el Tran Maya. Pero, Andras Manuel López Obrador le dio un giro fundamental a la forma de gobernar y se convierte a la vez el mandatario más querido y aplaudido de este Cuerno de la abundancia. Con pleno conocimiento de la trayectoria de los gobiernos del priismo, incluida la corrupción, le dio vuelta a la tortilla y se fue con los pobres. La pobreza es mayoría en el país, Obrador lo sabe. 70 u 80 por ciento de pobreza nacional la captura Obrador y de esta estrategia nadie se salva y con esto sobran los arrebatos, los enojos de Vicente Fox y los otros políticos de cualquier partido. El pueblo y los intelectuales de izquierda gritan: Obrador es grande; no habrá otro presidente como él. Así de simple está la cosa. El festín de las corcholatas es puro ruido, de comunicadores, críticos, y las candidaturas de Morena que son en realidad, reitero: puro circo. Incluyó a Ricardo Monreal y los otros. Mario Delgado el presidente actual de Morena es el que mejor conoce este baile, y es el más destacado cirquero y en sus adentros, como Obrador, se está riendo. Y, ni hablar; Obrador es el director de la orquesta.

* El autor es artista plástico.

En esta nota