No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

Un misterioso objeto se está fusionando con un agujero negro

Las onda gravitacional creada por aquel suceso altamente energético fue captada en agosto de 2019

Avatar del

Por El Imparcial

Un misterioso objeto se está fusionando con un agujero negro

Un misterioso objeto se está fusionando con un agujero negro

Como se sabe, los agujeros negros se llaman así porque no emiten ni reflejan luz ni ningún tipo de radiación electromagnética. Sin embargo, un grupo de científicos dice que han explicado un solo destello de luz generado por la fusión de dos agujeros negros. Cuando dos agujeros negros giran en espiral uno alrededor del otro y finalmente se fusionan, emiten ondas en el espacio-tiempo llamadas ondas gravitacionales. Sin embargo, este proceso no emite luz, por lo que hasta hace poco estas fusiones eran especialmente difíciles de identificar. Ahora, por primera vez, los astrónomos han observado uno que produce luz.

Con la ayuda de la Instalación Transitoria Zwicky (ZTF) en la Universidad Caltech, ubicada en el Observatorio Palomar cerca de San Diego, los científicos han detectado lo que podría ser un destello de luz de un par de agujeros negros fusionados. Su fusión fue capturada por el Observatorio de Ondas Gravitacionales LIGO y el detector de Virgo Europeo el 21 de mayo de 2019 en un evento llamado S190521g. Cuando los agujeros negros se fusionaron, sacudiendo el espacio y el tiempo, enviaron ondas gravitacionales.

Mientras esto sucedía, el ZTF estaba estudiando el cielo y capturó una erupción generada por un distante agujero negro supermasivo activo, o cuásar, llamado J1249 + 3449 en la región donde ocurrió el evento S190521g.

La fusión entre el misterioso objeto y un agujero negro de 23 masas solares dio como resultado un agujero negro que tiene unas 25 veces las masa del Sol y emitió una intensa onda gravitacional que se ha identificado como GW190814.

Otra peculiaridad de este evento es que la fusión muestra la proporción más inusual entre masas entre dos objetos de un sistema binario registrado hasta la fecha. La masa mayor es aproximadamente 9 veces más masiva que la masa menor, destaca la española Universidad de Barcelona.

"El análisis de la mayoría de señales anunciadas por LIGO y Virgo hasta la fecha ha transcurrido sin grandes sobresaltos pues las masas involucradas han facilitado la identificación precisa del tipo de objetos", indica José Antonio Font, coordinador del grupo Virgo en la ciudad española de Valencia.

"Afortunadamente, con GW190814, como también ocurrió en parte con GW190425, entramos en un terreno donde las conclusiones ya no son tan sencillas. Es esta una señal apasionante al cuestionar nuestras ideas sobre la formación de los objetos compactos. ¡Bienvenida sea!", agrega el experto.

Cuando los científicos de LIGO y Virgo detectaron la señal enviaron una alerta a la comunidad astronómica, con lo que muchos telescopios terrestres y espaciales hicieron un seguimiento en busca de luz y otras ondas electromagnéticas, pero no se recogió ninguna señal.

En esta nota

Comentarios