Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Feminicida

Nuevos cónsules

Fox y Palazuelos

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Proyecto busca elaborar combustible para cohetes a partir de basura espacial

Esta iniciativa pretende contribuir a reducir la cantidad de desechos en órbita, que representan una gran amenaza para los satélites y la Estación Espacial Internacional.

Avatar del

Por Redacción/GH

Imagen ilustrativa(Pixabay)

Imagen ilustrativa | Pixabay

Ante el aumento en la cantidad de desechos de naves y satélites, la firma australiana Neumann Space, junto con otras tres compañías, ha lanzado un proyecto conjunto que busca reducir la cantidad de basura espacial, al reciclarla y convertirla en combustible para cohetes.

Para lograrlo, la empresa se ha asociado con la 'startup' japonesa Astroscale, que anteriormente ha demostrado la viabilidad de usar satélites para recolectar basura en el espacio, con la empresa estadounidense Nanorocks, que desarrolla la tecnología para almacenar y cortar los desechos en órbita, así como con Cislunar, que trabaja en un sistema de fundición para crear barras de metal.

Te puede interesar: La basura espacial en la órbita terrestre, una amenaza para las futuras expediciones

Según explicó el director ejecutivo de Neuman Space, Herve Astier, el dispositivo de propulsión que han desarrollado puede utilizar esas barras como combustible: "El sistema ioniza el metal que crea empuje para mover los objetos en órbita", detalló.

Actualmente, los esfuerzos por resolver el problema de la basura espacial se centran en recolectarla y llevarla a la atmósfera para que se quemen; no obstante, el planteamiento del consorcio pretende aprovechar los desechos sin necesidad de transportarlos. "Será como desarrollar una gasolinera en el espacio", comentó Astier. 

De acuerdo a los expertos, debido a las altas velocidades a las que orbitan los satélites, cercana a los 28 mil kilómetros por hora, un pequeño tornillo o una mota de pintura podrían causarle grandes daños a la Estación Espacial Internacional, lo que supone un gran riesgo para los astronautas y los sistemas de comunicación en general, indica RT.

En esta nota

Comentarios