No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

Nos faltaba la mitad de la materia visible del universo, acaban de encontrarla

En los años 70 los cosmólogos sospechaban que la materia bariónica era escasa en el universo en proporción con la materia oscura.

Avatar del

Por El Imparcial

Nos faltaba la mitad de la materia visible del universo, acaban de encontrarla

Nos faltaba la mitad de la materia visible del universo, acaban de encontrarla

El universo está compuesto por alrededor de un 5% de materia visible. El resto es materia oscura y energía oscura. El problema es que hasta ahora éramos incapaces de encontrar la mitad de esa materia visible que los investigadores conocen como materia bariónica. Un equipo acaba de censarla por primera vez.

La materia bariónica es un concepto muy amplio que usamos para referirnos fundamentalmente a los bariones y leptones. Si tenemos en cuenta que los primeros engloban a los protones y neutrones, hablamos de las piezas fundamentales que conforman toda la materia que podemos ver y tocar.

En los años 70 los cosmólogos sospechaban que la materia bariónica era escasa en el universo en proporción con la materia oscura. Sin embargo, hasta 1997 no tuvimos un atisbo a la proporción exacta. Ese año, tres investigadores de la Universidad de California San Diego compararon el ratio de probabilidad del hidrógeno pesado (una forma de hidrógeno con un neutrón extra) con el del hidrógeno común para estimar el porcentaje de materia bariónica en el universo. El resultado fue ese 5% que mencioné al comienzo de este artículo.

¿El problema? Otro equipo de científicos se apresuró a hacer notar que la cifra dada por el primer estudio de Nature era el doble de la materia bariónica que los astrónomos habían sido capaces de estimar mediante observación directa hasta la fecha. En otras palabras, que o los cálculos del hidrógenos eran incorrectos, o nuestros métodos de observación muy limitados.

La respuesta a esta insidioso problema nos ha evitado durante casi tres décadas, pero por fin tenemos una respuesta, y esa respuesta es que nuestros métodos de observación eran muy limitados. En realidad no se puede culpar a ls astrónomos. La materia bariónica es fácil de ver cuándo forma parte de estructuras visibles desde muy lejos como estrellas o grandes nubes de gas, pero esa es solo una pequeña parte del total. La materia que forma tenues nubes y filamentos entre galaxias es mucho más compleja de detectar por métodos convencionales, indica Gizmodo.

Un equipo de astrónomos de la Universidad de Curtin, en Australia, ha utilizado un método nuevo para detectar la materia bariónica. En esencia, se tratar las ráfagas rápidas de ondas de radio como estaciones de medición. Las ondas rápidas de radio (FRB por sus siglas en inglés) son fenómenos extraordinariamente energéticos que a menudo tienen su origen en estallidos de rayos gamma provenientes de agujeros negros o en estrellas tipo púlsar.

El caso es que el equipo de Curtin ha empleado el instrumento CSIRO del radiotelescopio ASKAP, en Australia, para medir la dispersión de las ráfagas rápidas de radio por el universo, medir así la distancia a la que se origina la ráfaga y calcular la densidad de la materia bariónica en el universo.

La técnica parece confirmar lo que otros estudios anteriores solo teorizaban: aún nos queda mucha materia por detectar en el universo. Es difícil saber si el censo de esta materia acabará siendo del 5% como adelantaban en 1997, pro ahora tenemos una nueva forma de medirlo.

En esta nota

Comentarios