Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Inteligencia Artificial

La Unión Europea posterga discusión para lograr implementar la primera Ley de Inteligencia Artificial del mundo

Aunque las discusiones han sido intensas, se espera que un acuerdo provisional sobre la ley de inteligencia artificial pueda ser ratificado por el Consejo de la UE y la Eurocámara, con miras a su implementación a finales de 2026

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de más de 18 horas de intensas negociaciones, la Unión Europea se encuentra en la recta final para convertirse en la primera región del mundo en establecer una ley completa para regular la inteligencia artificial (IA). A pesar de lograr consenso en uno de los puntos más desafiantes, relacionado con la regulación de los modelos fundacionales, las discusiones aún continúan, principalmente centradas en la delicada cuestión de la vigilancia biométrica en tiempo real en espacios públicos, utilizando tecnologías como el reconocimiento facial.

Las partes involucradas, representantes de los Estados, la Eurocámara y la Comisión Europea, se encuentran ante la tarea de superar las divergencias en torno a la regulación de la vigilancia biométrica, especialmente en lo que respecta al reconocimiento facial. El Parlamento Europeo ha establecido límites estrictos para evitar posibles abusos de los derechos fundamentales de los ciudadanos, insistiendo en la prohibición o restricción máxima de los "usos intrusivos y discriminatorios de la IA", con especial atención a los sistemas biométricos en tiempo real o en espacios públicos, salvo en situaciones de seguridad excepcionales.

Uno de los puntos de fricción clave es la posición más flexible de los Estados, que buscan ampliar las excepciones a estas restricciones. El eurodiputado Brando Benifei, participante en las negociaciones, subraya la necesidad de mantener un nivel adecuado de protección de los derechos fundamentales, destacando la importancia de prohibir la policía predictiva, la vigilancia biométrica en lugares públicos y los sistemas de reconocimiento de emociones en entornos laborales y educativos.

Imagen de archivo de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. EFE/EPA/WU HAO

A pesar de las dificultades, existe un optimismo cauteloso sobre la posibilidad de encontrar un punto medio entre las posiciones divergentes de la Eurocámara y los Estados. Benifei insiste en la importancia de establecer salvaguardas robustas y un control externo para garantizar el respeto a la ley y evitar abusos por parte de los gobiernos.

Por otro lado, las negociaciones también han abordado la regulación de los modelos fundacionales, superando un obstáculo significativo en el camino hacia un acuerdo provisional. La discrepancia entre los países como Alemania, Francia e Italia, que abogaban por una mayor autorregulación en lugar de obligaciones legales, ha sido resuelta. La Eurocámara buscaba fijar obligaciones legales para evitar posibles riesgos sistémicos asociados con modelos de IA de alto impacto.

Aunque las discusiones han sido intensas, con mensajes en redes sociales que describen la negociación como una "ultramaratón", se espera que un acuerdo provisional sobre la ley de inteligencia artificial pueda ser ratificado por el Consejo de la UE y la Eurocámara, con miras a su implementación a finales de 2026. La atención ahora se centra en superar los últimos obstáculos para lograr un consenso histórico en el ámbito de la regulación de la inteligencia artificial.

En esta nota