No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

Hackean una calculadora científica Casio y ahora tiene WiFi

El resultado tras pasar por la mesa de operaciones sigue pareciendo una calculadora común y corriente, pero ahora cuenta con algunos trucos bastante sorprendentes. 

Avatar del

Por El Imparcial

Hackean una calculadora científica Casio y ahora tiene WiFi

Hackean una calculadora científica Casio y ahora tiene WiFi

En las evaluaciones no es permitido el uso de teléfonos móvil, pero en cambio el uso de la calculadora científica si está permitido si la materia lo a merita. La solución a esta situación es convertir una calculadora en un centro de espionaje y transmisiones secretas al estilo de la NASA.

El modelo del experimento es una calculadora científica Casio fx-991MS

 

Un usuario de YouTube llamado Neutrino se percató de que la célula solar de la parte superior luce exactamente igual que una pantalla apagada, así que ¿por qué no instalar una pantalla ahí? 

Por supuesto, eliminar la célula solar obliga a buscar fuentes alternativas de alimentación, así que decidio añadir una batería recargable. También se añadió un módulo wifi ESP8266.

El resultado tras pasar por la mesa de operaciones sigue pareciendo una calculadora común y corriente, pero ahora cuenta con algunos trucos bastante sorprendentes. 

La pantalla superior puede mostrar texto y está programada para mostrar cualquier cosa que colguemos en la plataforma de desarrollo móvil Firebase, sean fórmulas matemáticas o una elaborada chuleta sobre Shakespeare (aunque vas a pasar un rato divertido explicándole al profesor por qué tienes una calculadora científica sobre la mesa en un examen de literatura inglesa). Una sencilla función de chat permite enviar preguntas y respuestas programadas, algo muy útil si nos enfrentamos a un examen tipo test.

El problema de la Casio fx-991MS es que no se puede programar fácilmente sin eliminar la función para la que fue creada, que es hacer cálculos. En lugar de modificar la interfaz de la calculadora, Neutrino ha ideado un sistema digno de James Bond. Un imán oculto en el bolígrafo activa un sensor interno instalado en la calculadora que permiten encender y apagar la pantalla, navegar entre menús o seleccionar uno específico mediante diferentes combinaciones de golpecitos con el boli en la calculadora. Nada que llame la atención en un examen.
La labor de un hacker no es nada sencilla, por lo que será mejor dedicar ese tiempo en estudiar para el examen. 
 

En esta nota
  • Ciberseguridad

Comentarios