Tendencias

Covid-19

Frontera México-Estados Unidos

Frente frío

Balacera en AICM

Inés Gómez Mont

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

El novedoso protector para autos a prueba de inundaciones

A Rahel Abraham se le ocurrió la idea luego de que su coche terminara destrozado por las lluvias torrenciales durante el huracán Harvey en 2017. 

Avatar del

Por Redacción/GH

Para usar este protector basta con abrirlo en el suelo, estacionar el vehículo encima y cerrarlo sobre el mismo.(Facebook @ClimaGuardLLC)

Para usar este protector basta con abrirlo en el suelo, estacionar el vehículo encima y cerrarlo sobre el mismo. | Facebook @ClimaGuardLLC

Una ingeniera estadounidense creó una solución para proteger los automóviles de las inundaciones. Se trata de una especie de saco hermético gigante capaz de mantener seco y a flote un vehículo que resulte en medio de una catástrofe climática.

A Rahel Abraham se le ocurrió la idea luego de que su coche, un Infinity G35, y el de muchos de sus vecinos en el área de Houston (Texas) terminaran destrozados por las lluvias torrenciales a raíz del huracán Harvey en agosto de 2017. Aunque ella y los demás residentes salieron ilesos, los daños a sus automotores les impidieron movilizarse durante el proceso de salvamento y una vez se inició la recuperación de la zona, contó en una entrevista publicada recientemente por el portal The Drive.

"Ese mismo año, azotaron los huracanes Irma y María, y las comunidades afectadas perdieron alrededor de un millón de autos. En ese momento, decidí que si no creaba una mejor opción para las comunidades propensas a las inundaciones, estas pérdidas en las áreas afectadas continuarán ocurriendo", relata.

Te puede interesar: Audi solo fabricará autos eléctricos a partir de 2026

Valiéndose de sus conocimientos, esta ingeniera química con maestría en ingeniería ambiental, diseñó, probó y fabricó lo que ha llamado como ClimaGuard. Su objetivo era lograr hacer una bolsa de cierre zip, resistente y que pudiera ser fácilmente manejada por una persona. "No quería que el material fuera demasiado pesado, pero tampoco quería comprometer el rendimiento a prueba de agua. Además, quería la vida útil más larga posible, ya que se guardaría en el maletero de un automóvil o en el ático de una casa y se fabricaría con un plástico reciclable", explicó Abraham.

Luego de nueve meses de experimentos, Rahel y su equipo encontraron el material ideal: uno de grado militar del alto rendimiento, pero asequible, y duradero bajo diferentes condiciones climáticas adversas y frío o calor extremos.

Para usar este protector basta con abrirlo en el suelo, estacionar el vehículo encima y cerrarlo sobre el mismo. La cremallera de la bolsa está estratégicamente ubicada por encima de la línea de flotación del coche para que su interior permanezca seco y protegido durante las lluvias, inundaciones o huracanes, indica RT.

Cuando la empresa emergente de Abraham —también llamada ClimaGuard— lanzó su producto, tuvo una gran acogida y rápidamente se agotaron sus primeras 30 unidades. Actualmente está disponible en tres tamaños y se vende a partir de 400 dólares. Pesa unos 13 kilogramos, se guarda en un morral de lona y puede ser instalado por una persona en diez minutos.

En esta nota
  • Autos

Comentarios