No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

El juego más absurdo del año: un simulador de un vuelo de seis horas

Un nuevo juego llamado Airplane Mode podría ser la experiencia de juego más relajada que puedas imaginar.

Avatar del

Por El Imparcial

El juego más absurdo del año: un simulador de un vuelo de seis horas(Cortesía)

El juego más absurdo del año: un simulador de un vuelo de seis horas | Cortesía

Los videojuegos pueden ser una vía de escape fantástica al estrés de la vida cotidiana, pero esto no ocurrirá si siempre peleas por conseguir la puntuación más alta o si te pones a gritar a la pantalla cada vez que te matan de un tiro por detrás.

Un nuevo juego llamado Airplane Mode podría ser la experiencia de juego más relajada que puedas imaginar, ya que los jugadores solo tienen la tarea de disfrutar de un viaje como pasajeros en un vuelo transatlántico de seis horas que se desarrolla en tiempo real, indica Gizmodo.

Es el primer título publicado por AMC Games (la misma cadena de televisión que nos trajo Breaking Bad) y ofrece una experiencia similar al juego Desert Bus, el máximo exponente de la paciencia y perseverancia de un jugador, en el que el único objetivo es conducir un autobús por un tramo desierto de carretera durante ocho horas seguidas sin chocar, lo cual suena mucho más fácil de lo que realmente es.

Airplane Mode adopta un enfoque similar, pero los jugadores no tienen la tarea de hacer volar el avión a través del Atlántico. En su lugar, lo único que tienen que hacer es permanecer en su asiento, que afortunadamente está junto a la ventanilla, donde se ven imágenes satelitales reales del terreno que hay debajo de la ruta de vuelo.

Durante las seis horas que dura el vuelo ocurren las cosas habituales que podrías ver en el mundo real. Los jugadores experimentan el despegue, el aterrizaje, pueden disfrutar de la comida a bordo o ver a la tripulación de vuelo paseándose por el avión. Incluso hay bebés llorando, turbulencias y hasta retrasos, todo surgido al azar, por lo que cada vuelo parece una experiencia extenuante diferente.

Además de poder disfrutar del paisaje que ves por la ventanilla y de poder mirar a tu alrededor todo lo que quieras, las únicas distracciones que los jugadores tienen a su disposición son revistas (con sus crucigramas y sudokus), las tarjetas de información del avión, un único libro, un smartphone y el sistema de entretenimiento de a bordo que trae películas de 1930 libres de derechos.

Al menos Desert Bus consigue distraer a los jugadores dándoles la responsabilidad de conducir el autobús.

Si tú también quieres sufrir con Airplane Mode, tendrás que esperar hasta 2020 para poder descargártelo en Steam. Cuando se sepa el precio de esta tortura actualizaremos este post.

En esta nota

Comentarios