No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

El cáncer tenía una incidencia mayor en el medievo, antes de la introducción del tabaco y químicos

Los científicos utilizaron rayos X y tomografías computarizadas para detectar huellas de cáncer en el interior de huesos que datan de los siglos VI a XVI.

Avatar del

Por Redacción/GH

El cáncer tenía una incidencia mayor en el medievo, antes de la introducción del tabaco y químicos(Cambridge Archaeological Unit/St John's College)

El cáncer tenía una incidencia mayor en el medievo, antes de la introducción del tabaco y químicos | Cambridge Archaeological Unit/St John's College

Las tasas del cáncer en el medievo en las islas británicas, antes de la introducción del tabaco y sustancias químicas industriales inductoras de tumores, eran aproximadamente diez veces más altas de lo que se pensaba, según un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de Cambridge.

En el mundo preindustrial británico, entre el 9 % y el 14 % de los adultos sufrían de cáncer en el momento de su muerte, afirman los autores de ese trabajo. Anteriores estudios, que se basaron en el análisis externo de los huesos, sugirieron que en la época medieval el cáncer era poco común y que afectaba a menos del 1 % de la población.

Pero para la nueva investigación, los científicos utilizaron rayos X y tomografías computarizadas para detectar evidencias de dicha enfermedad entre los restos óseos de 143 personas, desenterradas de seis cementerios en la ciudad de Cambridge y sus alrededores (Inglaterra, Reino Unido) que datan de los siglos VI a XVI, indica RT.

El cáncer en la época medieval

"La mayoría de los cánceres se forman en órganos de tejidos blandos, que ya se habían degradado hace mucho tiempo en estos restos medievales. Solo algunos cánceres se diseminan a los huesos, y de esos solo unos pocos son visibles superficialmente, por lo que decidimos buscar huellas de tumores malignos en el interior de los restos óseos", explicó el autor principal del estudio Piers Mitchell.

La coautora del trabajo Jenna Dittmar destacó que las tomografías computarizadas expusieron lesiones cancerosas ocultas dentro de huesos, que a simple vista parecían completamente normales.

"Hasta ahora se pensaba que las principales causas de muerte en los pueblos medievales se debían a enfermedades infecciosas como la disentería y la peste bubónica, junto con la desnutrición y las lesiones por accidentes o guerras", pero ahora "tenemos que agregar el cáncer como una de las principales clases de dolencias que afligían a los pueblos medievales", afirmó Dittmar.

En esta nota

Comentarios