Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Animales marinos

¿Dónde está la cabeza de las estrellas de mar? Científicos descubren por fin el misterio

Científicos ya encontraron la cabeza de las estrellas de mar, pero ¿tienen cerebro?

CIUDAD DE MÉXICO.- En un juego de ponerle la cola al burro, los científicos han logrado por fin localizar la cabeza en una estrella de mar. O más exactamente, las cabezas en las estrellas de mar.

Resulta que las estrellas de mar, también conocidas como asteroideos, no tienen solo una cabeza situada en el centro de sus cuerpos. Estas extrañas criaturas tienen en cambio regiones parecidas a cabezas en cada uno de sus brazos, según un artículo publicado en Nature.

El descubrimiento ha tardado siglos en producirse. Es un misterio que “se remonta al inicio mismo de la zoología”, dijo Laurent Formery, autor principal del estudio, a Business Insider.

¿Por qué tardaron siglos en ubicar la cabeza de las estrellas de mar?

Formery, que es investigador postdoctoral en la Escuela de Humanidades y Ciencias de Stanford, dijo que la razón de que haya llevado tanto tiempo resolver este misterio es que “creo que es porque son muy diferentes, ¿verdad?” dijo, refiriéndose a los asteroideos.

El Imparcial: imagen de artículo

Muchos animales como insectos, reptiles, aves y mamíferos, incluidos los humanos, tienen lo que se llama simetría bilateral, lo que significa que son simétricos a lo largo de una línea media.

Esto ayuda a los científicos a identificar la ubicación de la cabeza, el tronco, las extremidades, etc., dijo Formery.

Por otro lado, los asteroideos con cinco brazos, carecen de simetría bilateral y tienen en cambio lo que se llama simetría radial de cinco ejes.

Si miras una estrella de mar “no hay nada que se parezca a tu cabeza. No tienes ni idea”, dijo Formery.

A pesar de las apariencias, sin embargo, los asteroideos tienen más en común genéticamente con animales como los humanos de lo que parece, según Stanford News.

¿Tienen las estrellas de mar un cerebro?

Mirando hacia el futuro, Formery dijo que le interesa analizar más las estrellas de mar para determinar si sus múltiples cabezas pueden contener también múltiples cerebros.

Cuando miras los libros de texto, dicen que las estrellas de mar tienen un sistema nervioso muy simple, y es como si no tuvieran cerebro”, dijo Formery.

El Imparcial: imagen de artículo

Pero Formery dijo que lo que él y su colega encontraron fue que algunos de los genes responsables de desarrollar el sistema nervioso de una estrella de mar son también “los genes que intervienen durante nuestro propio desarrollo para hacer el cerebro”.

Así que si las estrellas de mar tienen genes similares a los que ayudan al desarrollo del cerebro en los humanos, eso plantea algunas preguntas muy interesantes, dijo.

Preguntas sobre cuál es el sistema nervioso de una estrella de mar. ¿Y es un cerebro? ¿Es solo un cerebro básicamente?” se preguntó Formery.

Mapeando el código genético de una estrella de mar

Los animales tienen un código genético que se despliega y activa diferentes regiones a medida que nos desarrollamos, colocando una pierna aquí, un brazo allá y una cabeza por allá.

Son esas similitudes genéticas las que Formery y sus colegas estudiaron. Pero no podrían haberlo hecho sin la ayuda de la tecnología moderna, dijo Formery a Insider.

Durante mucho tiempo, solo tuvimos acceso a la anatomía y la morfología. Y no son de mucha ayuda cuando miras una estrella de mar”, dijo Formery a Insider. 

El Imparcial: imagen de artículo

Y recientemente, podemos ignorar la morfología y centrarnos solo en los aspectos moleculares del desarrollo”.

Analizan cada extremidad de la estrella de mar

Los investigadores analizaron los diferentes genes dentro de los brazos individuales de las estrellas de mar. Inicialmente, esperaban encontrar algunos genes que se parecieran a una cabeza y otros que se parecieran a un tronco, similar a la mayoría de los animales. Pero, en cambio, encontraron principalmente genes parecidos a cabezas.

Los genes asociados típicamente con el tronco de un animal estaban ausentes en las estrellas de mar, dijo el coautor Jeff Thompson, profesor de la Universidad de Southampton, en un comunicado, y agregó que todo el plan corporal de las estrellas de mar “es aproximadamente equivalente a la cabeza en otros grupos de animales”.

El descubrimiento fue “muy extraño” e inesperado, agregó Formery. “Nadie lo había previsto antes de tener acceso a estos datos”.

En esta nota