No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

Disfraza a su mujer de cono de tráfico para ver cómo reacciona el Tesla

El youtuber Oliver Ryan de Tesla Driver convenció a su mujer de que se pusiera el ridículo disfraz frente al Model 3 familiar para comprobarlo de primera mano.

Avatar del

Por El Imparcial

Disfraza a su mujer de cono de tráfico para ver cómo reacciona el Tesla

Disfraza a su mujer de cono de tráfico para ver cómo reacciona el Tesla

Una de las cosas que diferencia a Tesla de otras marcas de coches es su comunidad de fans: gente capaz de invertir miles de dólares en la promesa de que sus vehículos algún día serán autónomos y entusiastas como este youtuber, dispuesto a lo que haga falta para poner a prueba la capacidad de su Model 3.

Aunque lo llamen Full Self Driving (de “Conducción Autónoma Total”), el asistente de conducción de Tesla está bastante limitado. Puede cambiar de carril para adelantar a otros coches en la autopista, autoaparcar en paralelo o en perpendicular, y llegar hasta el usuario en el estacionamiento de un supermercado, indica Gizmodo.

Pero Tesla lleva tiempo probando una versión más avanzada que reacciona a los semáforos y las señales de stop, y que puede activarse en vías urbanas. Los usuarios que tengan instalado el Hardware 3, también conocido como chip FSD, pueden acceder a una vista previa de este sistema y ver en tiempo real cómo el coche reconoce semáforos, señales de tráfico y otros objetos como cubos de basura y conos de tráfico que estén dentro del campo de visión de sus cámaras.

La pregunta que surge entonces es: ¿qué pasaría si una persona disfrazada de cono de tráfico se colocara delante de un Tesla? Bueno, puede que tú no te estuvieras preguntando eso, pero el youtuber Oliver Ryan de Tesla Driver convenció a su mujer de que se pusiera el ridículo disfraz frente al Model 3 familiar para comprobarlo de primera mano.

El vídeo va mucho más allá (además de disfrazarse de cono, la mujer se pone un cono real en la cabeza y se sube a un cubo de basura para poner a prueba el software del coche), pero lo interesante es que no les resulta fácil engañar a la inteligencia artificial de Tesla, capaz de ver a una persona la mayor parte del tiempo, aunque a veces vea un cono en movimiento y otras un cubo de basura.

Parece que el algoritmo ha mejorado bastante desde aquel Model 3 que confundió a un niño de camiseta naranja con un cono de tráfico. De hecho, al propio Elon Musk pareció divertirle la prueba y sugirió añadir “PersonaDisfrazadaDeCono” a las etiquetas que reconoce el chip FSD. Tratándose de Tesla, es posible que el equipo de ingenieros de Autopilot acabe implementando algo así.

En esta nota
  • Tesla

Comentarios