No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

Con actividades legales, estos hackers ahora son millonarios

Los hackers de "sombrero blanco" se dedican a poner a prueba los sistemas de las grandes compañías para detectar una posible vulnerabilidad.

Avatar del

Por El Universal

Cuándo escuchas la palabra hacker ¿qué viene a tu mente?(Pixabay)

Cuándo escuchas la palabra hacker ¿qué viene a tu mente? | Pixabay

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuándo escuchas la palabra hacker ¿qué viene a tu mente? Quizá la imagen que vemos en las películas de un hombre solitario, inteligente, experto en computadoras que vive estafando gente a través de internet. Sin embargo, en la vida real también hay quienes se dedican a esta actividad legalmente y son millonarios.  

Los hackers de "sombrero blanco" se dedican a poner a prueba los sistemas de las grandes compañías para detectar una posible vulnerabilidad antes de que alguien con malas intenciones lo haga primero. Para las empresas el tema es tan relevante que algunas ofrecen grandes cantidades de dinero para que algún experto en programación encuentre su punto débil. 

Apple, por ejemplo, ha ofrecido recientemente una recompensa de 1 millón de dólares a cualquiera que pueda acceder a un iPhone utilizando un método específico de piratería informática. Para conocer a cómo es la tarea de un hacker de sombrero blanco, el medio Business Insider entrevistó a un par que se han hecho millonarios después de descubrir varias vulnerabilidades en distintas empresas.  

Santiago López de 19 años, que vive actualmente con sus padres en Buenos Aires, Argentina, se convirtió en el primer millonario de bug bounty (en español se traduce como 'cazarrecompensas de Internet' o 'hacker de sombrero blanco'). López le dijo a Business Insider que comenzó a interesarse en la informática desde que tenía 15 años, y se ganó su primera recompensa por descubrir vulnerabilidades a los 16. Ganó 50 dólares. 

"Me di cuenta de cuánto dinero podía ganar a través del hacking ético. Varias organizaciones líderes pagan muy bien por las vulnerabilidades, así que tuve la oportunidad de ganar una pequeña fortuna y hacer una carrera profesional con la caza de recompensas online", dijo.

El joven ya no busca diariamente los programas públicos de recompensas de bugs, ahora trabaja a través de las propuestas privadas de HackerOne. A futuro espera estudiar y, posiblemente, abrir su propia compañía de seguridad. "Generalmente paso seis o siete horas al día hackeando, así que es casi como un trabajo a tiempo completo" y expresó: "Cuando encuentras un error informático es la mejor sensación del mundo". 

Otro caso es el de Nathaniel, "Naffy" Wakelam, de Australia, que empezó a hackear cuando era estudiante y hoy, con 24 años, es el director de Seguridad IT de una consultoría en Tailandia.

Wakelam empezó hackeando un videojuego para ganar una ventaja y volverse invisible. "Más tarde descubrí que lo que estaba haciendo era muy similar a lo que hago actualmente", dijo.  Descubrió la oportunidad de ganar dinero con el hacking cuando busca una solución a sus problemas financieros durante su primer semestre en la universidad cuando Yahoo creó su programa de recompensas de errores. 

"Gané 60 mil dólares rápidamente, así que decidí dedicarme a ello a tiempo completo".  Estos dos jóvenes son un claro ejemplo de que es posible utilizar las habilidades informáticas para el bien y ganar buen dinero.
 

En esta nota

Comentarios