Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / NASA

El mensaje de Carl Sagan para los futuros exploradores en Marte

El famoso astrónomo dejó el mensaje poco antes de su muerte

El icónico astrónomo y divulgador científico, Carl Sagan, dejó un mensaje conmovedor para los futuros exploradores humanos que eventualmente pisarían Marte. A finales de 1996, poco antes de su muerte, Sagan grabó este mensaje lleno de emoción y nostalgia desde su rincón de trabajo en Ithaca, Nueva York. En sus propias palabras:

“Soy Carl Sagan (…) Tal vez puedan oír, de fondo, una cascada de 60 metros, muy cerca de aquí, lo que es probablemente –supongo– una rareza en Marte, incluso en tiempos de alta tecnología.”

El mensaje de Carl Sagan fue enviado a Marte

Sagan era un apasionado defensor de la exploración marciana y veía Marte como un espejo de la Tierra, una extensión del campo científico. Su entusiasmo queda patente en cada palabra del mensaje, reflejo de su visión de la interacción entre ciencia y ciencia ficción.

Este mensaje fue enviado a Marte a bordo del módulo de aterrizaje Phoenix de la NASA, llegando el 25 de mayo de 2008. Se conserva en un mini DVD que, se espera, permanezca en el planeta rojo por milenios.

En una parte más íntima de su mensaje, Sagan especula sobre las razones que podrían llevar a la humanidad a Marte. Desde la gestión de amenazas de asteroides hasta la expansión humana como salvaguarda contra catástrofes planetarias, Sagan reflexiona:

“No sé por qué estás en Marte… Quizá porque nos hemos dado cuenta de que tenemos que desplazar con cuidado los pequeños asteroides para evitar que impacten contra la Tierra con consecuencias catastróficas y, aunque estemos en el espacio cercano a la Tierra, Marte está a un paso. O quizá estamos en Marte porque sabemos que, si hay comunidades humanas en muchos mundos, las posibilidades de que nos extingamos por una catástrofe en un solo mundo son mucho menores. O tal vez estamos en Marte porque debido a la magnífica ciencia que se puede hacer allí, las puertas del mundo de las maravillas se están abriendo en nuestro tiempo.”

La voz de Carl Sagan llegó al vasto desierto marciano, recordándonos nuestra intrépida búsqueda de conocimiento y la conexión entre la Tierra y los confines del espacio.

En esta nota