Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Avances Médicos

Desarrollan una prótesis sensitiva a la temperatura

Aunque está técnicamente listo para su uso, se necesitan más pruebas de seguridad antes de que pueda implementarse clínicamente.

El objetivo de un dispositivo probado por un hombre de 57 años con una mano amputada es permitir que las prótesis puedan sentir la temperatura de un objeto o del cuerpo de una persona, mejorando así su destreza y la sensación de conexión humana.

El dispositivo, conocido como “MiniTouch”, ha sido desarrollado por investigadores de la Escuela Politécnica de Lausana (Suiza) y de la Escuela Superior Santa Ana (Italia). Utiliza componentes electrónicos comerciales y puede integrarse en prótesis disponibles en el mercado sin necesidad de cirugía.

Uno de los aspectos emocionantes del dispositivo es su capacidad para transmitir información térmica en tiempo real desde la punta del dedo de la prótesis al muñón del amputado. Esto permite que los usuarios perciban el calor y el frío, lo que no solo mejora su capacidad para distinguir y clasificar objetos con diferentes temperaturas, sino que también les ayuda a experimentar el contacto corporal con otras personas de manera más realista, indica EFE.

La tecnología termosensible desarrollada por el equipo ha demostrado ser prometedora, con resultados positivos en pacientes amputados. MiniTouch puede integrarse fácilmente en prótesis comerciales y proporcionar termosensación activa durante diversas actividades que requieren retroalimentación sensorial y motora.

Además de mejorar la funcionalidad de las prótesis, la capacidad de percibir la temperatura puede tener un impacto significativo en la percepción corporal y la experiencia táctil de los amputados. La información térmica añade una dimensión humana al tacto, lo que puede contribuir a una mayor sensación de propiedad sobre la prótesis y una mejor integración en la vida cotidiana.

Aunque MiniTouch está técnicamente listo para su uso, se necesitan más pruebas de seguridad antes de que pueda implementarse clínicamente. Los investigadores también tienen como objetivo desarrollar sistemas multimodales que integren diversas entradas sensoriales, como el tacto y la propiocepción, para mejorar aún más la funcionalidad de las prótesis y la experiencia de los usuarios.

En esta nota