Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Cuidado del medio ambiente

Aceite de palma:¿Cómo reemplazarlo y ayudar al medio ambiente?

El aceite de palma se encuentra en la mitad de los productos de supermercado y en 7 de cada 10 productos de cuidado personal. 

¿Sabías que el aceite de palma es el aceite vegetal más popular del mundo?, y además se encuentra en la mitad de los productos de supermercado y en 7 de cada 10 productos de cuidado personal.

Por ejemplo, el aceite de palma es lo que hace crujientes a los nachos, efectivos los detergentes y la suavidad de la pasta de dientes, se utiliza como biocombustible.

Desde el año 2016, el consumo mundial de aceite de palma ha aumentado un 73%.

Por otra parte, su uso incesante, ha tenido una consecuencia en el medio ambiente debido a la tala de bosques para dar paso a las plantaciones de palma aceitera es uno de los principales impulsores de la deforestación en los trópicos: entre 1972 y 2015, las dos mayores naciones productoras de aceite de palma del mundo, Indonesia y Malasia, perdieron el 16% y el 47% de sus bosques, respectivamente, a causa de este cultivo.

¿Por qué es difícil de reemplazar el aceite de palma?

Primeramente, es un cultivo extremadamente eficiente, razón por la que es tan barato en comparación con otros aceites. Un acre (unas 0.4 hectáreas) de palma aceitera, el árbol que produce el fruto del que se obtiene el aceite de palma, puede producir más de 1.35 toneladas de aceite de palma al año, al menos seis veces más que otros aceites comestibles.

Además, la palma aceitera prospera durante todo el año en los trópicos, crece en una amplia variedad de suelos y dura hasta 25 años, lo que la hace "más productiva que cultivos anuales como el cacahuete, la soja y otros cultivos oleaginosos", sostiene el científico conservacionista Erik Meijaard, co-presidente del Grupo de Trabajo sobre Cultivos Oleaginosos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

También el aceite de palma es único en el sentido de que contiene aproximadamente partes iguales de grasas saturadas e insaturadas, lo que lo hace extremadamente estable químicamente. Esto confiere una larga vida útil a los alimentos envasados.

Alternativas de aceites de Algas y cepas de levadura oleaginosas: cómo extraer aceite

Actualmente, los científicos han identificado más de 40 algas y 70 cepas de levadura oleaginosas o ricas en aceite. Para recoger ese aceite en el laboratorio, los microbios se cultivan primero, normalmente en placas de Petri con agar, antes de transferirlos a frascos de vidrio o tanques de acero inoxidable. Se les alimenta con oxígeno y azúcar (desde azúcar de caña hasta melaza), lo que pone en marcha la fermentación y hace que las células se multipliquen.

Cuando los microbios alcanzan una masa crítica, lo que tarda unos días, se abren para liberar el aceite que contienen. Lo difícil es optimizar el proceso para extraer la mayor cantidad de aceite.

Seraphim Papanikolaou, de la Universidad Agrícola de Atenas (Grecia), líder en el campo de la investigación de levaduras oleaginosas, afirma que para ello hay que tener en cuenta muchos factores: la cepa microbiana, la temperatura de cultivo, la velocidad de agitación, la cantidad de aireación, el tipo de materia prima y la frecuencia de alimentación, y el método de lisis celular, por nombrar solo algunos.

Si se hace bien, la recompensa puede ser enorme. Papanikolaou ha logrado rendimientos de aceite de hasta el 83%, es decir, 8.3 gramos de aceite por cada 10 gramos de levadura, "los mejores de los que se tiene constancia en la literatura científica", señala. Pero en general, "no es muy difícil conseguir cantidades del 50% al 55 %".

Con información de National Geographic/SANDY ONG

En esta nota