No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Vende dulces para pagar un tratamiento que le regrese la vista

Gabriela Gastélum perdió la visión hace cinco años, pero confía en poder recuperarla. 

Avatar del

Por Jesús Palomares

La señora Gabriela Gastélum vende mazapanes en Navojoa con el fin de juntar dinero para pagarse un especialista que la atienda.

La señora Gabriela Gastélum vende mazapanes en Navojoa con el fin de juntar dinero para pagarse un especialista que la atienda.

NAVOJOA, Sonora.- Con la ilusión de recuperar la vista, Gabriela Gastélum Anduaga vende mazapanes en la vía pública para obtener recursos y viajar a la Ciudad de México a una Clínica de Oftalmología.

La mujer de 37 años de edad dijo que hace cinco años perdió la vista y pese visitar a varios médicos locales no ha recibido un diagnóstico claro de qué provocó su ceguera.

"Como dicen la esperanza muere a lo último y como no tengo los recursos, pues me puse a trabajar y se me ocurrió vender mazapanes", expresó, "tengo la ilusión de visitar esa clínica en Ciudad de México; alguna opción debe de haber".

Dijo que el año pasado buscó ante el gobierno municipal, estatal y federal el apoyo que dan a las personas con discapacidad, pero hasta la fecha no obtiene respuesta de ninguno.

"Uno quisiera tener más apoyo, pero la vida es difícil. Si me echo a llorar pues es peor no soluciono nada", añadió, "es muy cansado con mi discapacidad y pues mi mamá ya está mayor para que me cargue, tengo que trabajar para solventar esos gastos porque yo no tengo apoyo de nadie".

Lamentó que su hijo de 18 años dejó los estudios para ponerse a trabajar como albañil y mantener su hogar.

"Él terminó la preparatoria, pero ya no estudió por ponerse a trabajar para su hermana, para mí y para él", enfatizó, "mi esposo nos abandonó y el trabajo que tenía yo antes de perder la vista no era formal, así que no me pagaron incapacidades ni nada".

Desde el 2015 que perdió la vista el problema se ha complicado, dijo, pues desarrolló desprendimiento de retina, glaucoma y cataratas.

"Yo sólo pido que me consuman lo que vendo, que me dejen vender; me puse la meta de lograrlo y sólo tengo que trabajar en ello", enfatizó.

En esta nota

Comentarios