No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Teje cobijas de lana de borrego

A sus 85 años de edad, Cirila Moroyoqui mantienen vivo un oficio que aprendió de su madre en la comunidad de Teachibe, Masiaca.

Avatar del

Por Jesús Palomares

Teje cobijas de lana de borrego(Jesús Palomares)

Teje cobijas de lana de borrego | Jesús Palomares

TEACHIBE, Navojoa.- Puntada a puntada con sus manos de origen indígena Cirila Moroyoqui, de 85 años de edad, teje lana de borrego, hilos que no sólo dan forma a cobijas y bolsos sino que también la conectan con su madre de quien aprendió.

La originaria de la comunidad de Teachibe, Masiaca ubicada a unos 52 kilómetros del casco urbano de Navojoa dijo que aprendió a tejer la lana de oveja viendo trabajar a su madre.

"Yo aprendí con mi amá (madre) Emilia Moroyoqui, ella no me enseñó porque no quería, yo nomás la miraba y así aprendí a hacer lo que hacía mi amá", manifestó, "ella no me dejaba agarrar sus tejidos porque me decía que ponía los hilitos chuecos".

Hoy esa centenaria artesanía de la etnia Mayo está en peligro de desaparecer, pues por las altas temperaturas y la escasez de agua en la región ya no se crían borregos de lana, apuntó.

"Antes nos íbamos a la orilla del río Mayo a comprar borregas, con unas tijeras les cortábamos la lana, la sacudíamos para quitar los guachaporis (hierba espinosa), luego la lavábamos y la tendíamos hasta que secara", explicó.

Gracias al apoyo de promotores culturales Cirila, junto a dos tejedoras más, están trabajando de nuevo pues les trajeron hilo desde la ciudad de México.

"Ahora nos traen el hilo ya hecho desde México", subrayó, "más antes cuando había borregas aquí los americanos que vivían en Álamos nos compraban todo lo que hacíamos".

No todo está perdido, destacó Cirila, pues ahora está enseñando a una de sus nietas el arte de tejer, el cual heredó de su madre.

En esta nota
  • Adultos mayores

Comentarios