No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Rico olor a pan da bienvenida a Tesia

Desde las 04:00 horas la mujer de 60 años de edad prepara la masa con la que con sus manos moldea para dar forma a las empanadas, pan y tortillas de harina que han de deleitar el paladar de sus clientes.

Avatar del

Por Jesús Palomares

Doña Soledad se gana la vida haciendo pan en la comunidad de Tesia.(Jesús Palomares)

Doña Soledad se gana la vida haciendo pan en la comunidad de Tesia. | Jesús Palomares

NAVOJOA.- Al llegar a la comunidad de Tesia un rico olor a pan recién horneado capta la atención de propios y extraños; a un lado de la carretera, Soledad Jocobachi saca las empanadas del horno de piedra, trabajo que es una herencia familiar y un vínculo de amor con su madre, de quien aprendió este oficio.


“Desde los seis años de edad yo le ayudaba a mi mamá a extender tortillas y a preparar el pan”, recordó, “cuando siento el olor a pan recién horneado recuerdo a mi madre y a mi infancia que fue muy feliz”.


Desde las 04:00 horas la mujer de 60 años de edad prepara la masa con la que con sus manos moldea para dar forma a las empanadas, pan y tortillas de harina que han de deleitar el paladar de sus clientes.


Más que vender un pan vendemos el recuerdo a través del sabor de la infancia de muchas personas que al igual que yo nos deleitábamos con un pan recién horneado con una taza de café caliente”, expresó.


Empanadas de calabaza, piloncillo, piña, pan de vieja y semitas de trigo son los productos más solicitados, apuntó, los cuales vende de jueves a domingo.


“Con la venta de pan mi madre nos sacó adelante, yo hice lo mismo con mis hijos y les dejaré esta herencia”, manifestó.

En esta nota
  • Navojoa

Comentarios