No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Prevalece en jóvenes falsa sensación de inmunidad; propagan virus

Sentir que son invencibles ante el Covid hace que muchos jóvenes olviden un detalle: Sí pueden contagiar a otras personas y comprometer su salud.

Avatar del

Por Eliana Alvarado

Jóvenes deambulan por la colonia Solidaridad violando la medida impuesta por la contingencia sanitaria.(Julián Ortega)

Jóvenes deambulan por la colonia Solidaridad violando la medida impuesta por la contingencia sanitaria. | Julián Ortega

La noche fresca luego de la lluvia pareciera invitar a salir. Algunos jóvenes se reúnen informalmente afuera de una vivienda, en una colonia del Norte de Hermosillo. Suben el volumen de la música, toman cerveza y platican por horas. Ninguno lleva cubrebocas.

En ese mismo momento, otros jóvenes se encuentran en un restaurante para cenar, beber y convivir un rato. Más tarde subirán alguna foto a redes sociales donde todos portan su cubrebocas, aunque no guarden la sana distancia entre ellos.

Es cualquier fin de semana de verano en Hermosillo, donde la gente espera a que baje el Sol para salir de sus casas. Es un típico sábado excepto, claro, por el hecho de que entre esa noche y la anterior la Secretaría de Salud confirmó 696 casos nuevos casos de coronavirus solamente en la capital.

DE POCOS SÍNTOMAS

Las estadísticas de Sonora, de México y de todo el mundo coinciden en que las personas más jóvenes que se infectan de Covid-19 tienen menos probabilidad de desarrollar un cuadro grave.

El infectólogo pediatra Alejandro González Mares refiere que la mayoría de los menores de 21 años que tienen Covid-19 manifiestan pocos o nulos síntomas. Sólo un 4%, aproximadamente, desarrolla neumonía.

De hecho, señala, una gran cantidad de los pacientes en este rango de edad ni siquiera se enteran de que tuvieron el virus, porque al no complicarse no acuden al médico, e incluso si lo hacen no les realizan la prueba de laboratorio para confirmar o descartar que estén infectados.

Por ejemplo, hasta el viernes, 3 mil 407 casos de Covid en Sonora correspondían a pacientes de entre 0 y 29 años de edad. El grupo de 40 a 49 años tenía 4 mil 126 casos positivos.

“Tenemos un subregistro (en jóvenes) debido a que en las cifras oficiales se concentran en su mayoría aquellas personas que tienen síntomas y que acuden por atención médica”, explica el especialista.


ESTÁN CONFIADOS

Ser asintomático y contagiar a otros del virus SARS-CoV-2 no son excluyentes. Quedarse en casa tampoco es garantía de que la enfermedad no llegará mientras haya por lo menos una persona que desarrolle actividades fuera sin las debidas precauciones.

González Mares, quien está en primera línea en atención de pacientes con Covid, indica que se han observado casos de adultos que llegan en estado de gravedad al hospital días después de que algún familiar acudió a una reunión social.

Menciona que desde hace unas cuatro semanas, aun cuando los contagios aumentan, la vida parece haber retomado su curso normal: Las playas de Kino y San Carlos volvieron a recibir visitantes y en las casas la gente volvió a hacer fiestas, a veces sin ninguna medida preventiva.

Hay una tendencia a que personas jóvenes están más confiadas en su sistema inmune, están menos preocupados por su salud, y lamentablemente, también, menos preocupados por los demás”, reflexiona Isaac Chávez Díaz, anestesiólogo.

El médico especialista considera que frenar estas reuniones no esenciales es clave para detener el crecimiento acelerado de contagios: “Si realmente te importan tus amigos, no los veas por un tiempo”.

En ello coincide Marcia Leyva Gastélum, presidenta del Colegio de Profesionales en Salud Pública de Sonora (CSP), quien agrega que el principal riesgo de reunirse por motivos de convivencia es que se descuida la prevención como el uso de cubrebocas y la sana distancia.

“Lógicamente te vas a quitar tu cubrebocas para comer o beber. Simplemente eso aumenta mucho más el riesgo de exposición”, puntualiza.

"Uno de los casos que más me impactaron fue el de una adolescente que no creía en el Covid y no se cuidó, se contagió ella y contagió a su papá. Ella se curó; su papá, no”, dijo el secretario de Salud en Sonora, Enrique Clausen Iberri, en su mensaje del 20 de julio.

El tema de los jóvenes ha atraído la atención de las máximas autoridades sanitarias a nivel internacional. Desde marzo, Tedros Adhanom, director de la Organización Mundial de la Salud, llamó a este grupo a no sentirse invencible ante el Covid, pero en días pasados endureció su discurso y los responsabilizó en parte por los rebrotes en algunos países.

CADA CASO ES DISTINTO

Marcia Leyva, del CSP, expone que en este momento de la epidemia muchos casos de Covid son por contacto directo en la familia. Con sólo una persona contagiada en la casa, agrega, el resto de los que viven ahí está en riesgo.

“Muchos de esos contagios son intradomiciliarios. Y en las casas, obviamente, hay muchas personas con distintas comorbiliades, eso impacta en mayor riesgo”, subraya.

La especialista afirma que ninguna persona debe considerarse inmune ante el Covid-19, ni siquiera un joven o alguien que ya cursó por una infección del virus, pues cada organismo responde de manera distinta.

Y añade que en medio de un año marcado por la pérdida de clases, empleos, viajes, eventos y proyectos, nada es tan impactante como el duelo por una muerte cercana.

“No se compararían con la pérdida de un familiar”, expresa, “sobre todo si tenemos cierta carga de culpabilidad de este riesgo de contagio, que claro que será involuntario, pero será consecuencia de que faltaron medidas”.

En esta nota

Comentarios