No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

"Pan de vieja" hecho con amor por mujeres

El olor va más allá de los sabores, de lo esponjoso o del dulce, pues propios y extraños no se resisten a comerse un "pan de vieja" con leche o café.

Avatar del

Por Jesús Palomares

"Pan de vieja" hecho con amor por mujeres

"Pan de vieja" hecho con amor por mujeres

ÁLAMOS, Sonora.- El aroma seduce y atrapa los sentidos. "Huele a pan recién horneado", es de inmediato la respuesta a la pregunta que uno mismo se hace. El delicioso olor a orilla de la carretera en la entrada a la ciudad de Álamos, invade el lugar.

El olor va más allá de los sabores, de lo esponjoso o del dulce, pues propios y extraños no se resisten a comerse un "pan de vieja" con leche o café.

La dinastía de mujeres de la familia Bórquez durante años ha elaborado el "pan de vieja", empanadas de calabaza, de piloncillo, piña y de dulce de leche, cocidos en un horno antiguo de piedra, expresó Dolores Elena Bórquez Arias.

El secreto del buen sabor del pan es hacerlo con amor, aseguró la integrante de la familia Bórquez, pero también los días soleados, ya que los rayos del Sol permiten que el pan se esponje dándole una apariencia estética.

"Lo esencial es hacerlo con amor y cuando hay Sol sale más bonito y más bueno (el pan) porque el Sol lo hincha", agregó.

"Mi mamá empezó con la elaboración de pan, de ella aprendimos y ahora me ayuda mi hija que a través del Internet busca más recetas y también sembramos las piñas con las que hacemos el dulce", manifestó.

Con este oficio que es una herencia de sus antepasados, agregó, sacó adelante a cinco hijos y les dio estudios profesionales.

"Gracias a Dios y a este trabajo saqué adelante a mis hijos y no fue fácil porque soy separada pero, no importa, la vida sigue y me siento bien orgullosa de lo que tengo", expresó.

En esta nota

Comentarios