No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

La luz en los ojos de Natalia, una señal de la enfermedad por la que los perdería

La madre de la pequeña de un año cuenta que el padecimiento podía contaminar su sangre y cerebro, pero ella sigue luchando por erradicarlo, ¡tú puedes ayudarla!

Avatar del

Por Leonor Hernández

En los ojos de Natalia se aprecia una luz, llamada Leucocoria, una de las señales de su enfermedad retinoblastoma bilateral..(Cortesía)

En los ojos de Natalia se aprecia una luz, llamada Leucocoria, una de las señales de su enfermedad retinoblastoma bilateral.. | Cortesía

HERMOSILLO, Sonora.- Con solo un año y 4 meses de edad, Natalia Valenzuela Rojas perdió sus 2 ojos debido a una retinoblastoma bilateral, que de extenderse podía contaminar su sangre y cerebro, afortunadamente esto no sucedió, pero la pequeña sigue luchando para erradicar la enfermedad a través de quimioterapias.

El diagnóstico, comentó su mamá María Guadalupe Rojas, se realizó poco después de que la pequeña cumpliera su primer año de vida, cuando empezaron a notar estrabismo en su ojo izquierdo.


Preocupados la llevaron con su pediatra para descartar que fuera algo malo, pero su miedo lamentablemente se hizo realidad, pues al revisar en oftalmólogo a su hija, se confirmó que la niña tenía un tumor dentro de sus ojos.

"El doctor se dio cuenta que en el ojo izquierdo no pasaba la luz y me preguntó si yo contaba con algún servicio médico y le dije que sí, que Isssteson, él me respondió que me fuera a urgencias y le explicará todo lo que él me había dicho, porque que probablemente podría ser que tenga un tumorcito", contó.

"La lleve al Chávez y el doctor que estaba me dio las órdenes para hacerle los estudios, pasaron dos semanas cuando ya teníamos los resultados y si, el oftalmólogo confirmó el diagnóstico, que retinoblastoma bilateral, lo que quería decir que la niña tenía un tumor en cada ojo", indicó.

Después de eso, Natalia tuvo que pasar por varios procedimientos oncológicos para detectar qué tan avanzado estaba el cáncer y cómo había afectado su cuerpo.

Afortunadamente, la enfermedad no se había extendido a ningún otro órgano, pero sus ojos ya no contaban con un funcionamiento adecuado, por lo que los médicos le recomendaron extirpar ambos y reducir con esto los riesgos de propagación.

Este proceso fue complicado de aceptar, admitió María Guadalupe, pero al saber que era lo mejor para su hija decidió aceptarlo y trabajar en mejorar sus condiciones de vida actuales.

"Mi mayor temor es que me dijeran que los tumores estaban en lugares donde no se pudiese hacer algo y que la niña iba a morir, pero al ver que esta era la solución, entendí que debía aceptarlo", expresó.

"Yo soy maestra de educación especial, tengo 13 años trabajando en ello y creo que eso fue una ventaja porque he sabido avanzar de la etapa inicial del duelo. Yo sé que llorando no le sirvo a mi hija, entonces por el momento la negación o la culpa no son opciones para mí", argumentó.

Desde que inició su tratamiento y debido a la falta de medicamentos en Isssteson, la familia ha tenido que comprar algunas medicinas, pero estas son bastante costosas.

Por si fuera poco, la pequeña requiere de unas prótesis especiales para ponerle en el área de los ojos y que el cráneo pueda crecer adecuadamente a su edad.

Todo ello, comentó Guadalupe, representa costos bastante elevados, por esa razón, pidió a la ciudadanía que la apoye en las diferentes actividades que realizan, o con donativos para la pequeña.

Cada peso que se junte será totalmente reservado para los gastos de su tratamiento de ahora en adelante, aseguró, la cual también contempla terapias especiales, para que a pesar de su ceguera, pueda caminar y desenvolverse lo más normal posible.

¿Cómo puedo apoyar a Natalia?

Pueden comprar un boleto para la rifa de un paquete completo de 8 kilos de diferentes tipos de carne para asar, el cual tiene un costo de $100 pesos, comunicándose al teléfono 6621911828.

O bien pueden realizar un depósito a la clabe interbancaria Santander 0147 6060 5695 6697 49 a nombre de María Guadalupe Rojas Rodríguez.
 

En esta nota

Comentarios