No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Juan Carlos encontró en el baile una forma de expresarse

Aun cuando la técnica es la base de todo bailarín, para Juan Carlos, bailar se ha convertido no sólo en su forma de vida, sino en una manera de expresarse y compartir su pasión al folclore.

Avatar del

Por Tanya Vásquez

Juan Carlos encontró en el baile una forma de expresarse.(Cortesía)

Juan Carlos encontró en el baile una forma de expresarse. | Cortesía

HERMOSILLO, Sonora.- Aun cuando la técnica es la base de todo bailarín, para Juan Carlos Torres González, bailar se ha convertido no sólo en su forma de vida, sino en una manera de expresarse y compartir su pasión al folclore.

Juan Carlos es originario de Magdalena de Kino y desde hace tres años radica en la Ciudad de México, donde actualmente estudia la Licenciatura en Danza Folclórica en la Escuela Nacional de Danza Nellei y Gloria Campobello.

Para Juan Carlos la danza no era su proyecto de vida, pero después de un primer acercamiento con la danza folclórica en la preparatoria y el impulso de su primera maestra, ha convertido el bailar y enseñar en su sueño.

Cuando estaba en la prepa yo practicaba volibol y una amiga siempre me invitaba al grupo de danza, pero yo le decía que a mí no me gustaba. Un día mientras entrenaba no me sentí cómodo y como los ensayos eran a la misma hora, sin pensarla me fui del entrenamiento de voli al salón de danza”, platicó.

Ahí conoció a la maestra Patricia Solorzano, quien vio en él algo que lo hizo motivarlo para seguir bailando y cuando llegó a Hermosillo a estudiar la Licenciatura en Negocios Internacionales, entró al grupo de la Universidad de Sonora, Tradición Mestiza.

“Antes de entrar a la universidad fui con la maestra a una función de Tradición Mestiza y me encantó, estaba el grupo de adultos mayores y me di cuenta que cualquiera podía bailar, sin importar su edad y quise entrar al grupo, desde mi primer día de clases, hasta el último, estuve en Tradición Mestiza”, dijo.

Durante un semestre de intercambio a Guanajuato también ingresó al Ballet Folclórico de la Universidad Autónoma de Guanajuato; fue a Ciudad de México y visitó el Palacio de Bellas Artes y pensó “algún día bailaré aquí”, sin imaginar que su sueño pronto se cumpliría.

"La danza forma parte de nuestras vidas".

Y estas experiencias con otros aspectos de la danza le hicieron darse cuenta que su camino no iba por la carrera que había estudiado, sino que quería dedicarse a la danza.

Cuando regresó a Hermosillo metió un proyecto personal al Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (Fecas) para perfeccionamiento de técnica, formación como bailarín y dar cursos de lo aprendido, y asistió a la Universidad Autónoma de Chihuahua y regresó a la de Guanajuato.

Durante un año también tuvo la oportunidad de ser maestro de danza en la preparatoria Cbta de Ures, pero Juan Carlos aún tenía ganas de seguir bailando y se fue a Ciudad de México a perseguir su sueño.

Audicionó para el Ballet Folclórico de México de Amalia Hernández y fue seleccionado, al cabo de unos meses ya formaba parte de la compañía residente y cumplió una de sus metas: bailar en el Palacio de Bellas Artes.

Juan Carlos encontró en el baile una forma de expresarse
Juan Carlos encontró en el baile una forma de expresarse. Foto: Cortesía

Después, en mayo de 2019, formó parte de la compañía principal y ahí estuvo durante más de un año, pero necesitaba seguir preparándose y con la llegada de la pandemia tomó una decisión, dejó el Ballet e ingresó a la escuela Nacional de Danza Folclórica.

“El 18 de marzo fue nuestra última función porque nos íbamos al confinamiento de dos semanas. Yo siempre me sentí muy agradecido de las funciones que daba, ese agradecimiento que sientes al público y al bailar, pero ese 18 de marzo dije un “gracias” y ese gracias me supo a despedida, tanto de ese escenario como la temporada”, compartió.

Y esas dos semanas se convirtieron en más de 13 meses, aún los teatros no abren en su totalidad y entre la nueva escuela con las clases en línea, decidió lanzar su proyecto “Bailemos folklore”, donde imparte clases en línea de adolescentes a adultos.

A través de sus redes sociales ha compartido parte de su trabajo, enfocado sobre todo en las personas que nunca han bailado folclore y que quieran aprender o perfeccionar su técnica.

“La danza forma parte de nuestra vida y a través del movimiento uno expresa quién es, no solamente si haces folclórica, contemporánea o ballet, sino es una expresión que lleva todo lo de la vida, la magia, el orden natural, el cuerpo con todas sus habilidades y todo lo que tiene”, dijo Juan Carlos Torres González, bailarín

En esta nota

Comentarios