Sonora

Está en Sonora el primer boliche de México

Datos históricos señalan que el primer boliche de México abrió en Cananea hace 84 años; el edificio aún conserva su estructura y mobiliario original.

Avatar del

Por Eduardo López

El  boliche del Circulo social Anáhuac en Cananea, es el primero en el País, y fue referente de la sociedad de ese mineral de manera manual se colocan los pinos en las lineas aún.(Eleazar Escobar)

El boliche del Circulo social Anáhuac en Cananea, es el primero en el País, y fue referente de la sociedad de ese mineral de manera manual se colocan los pinos en las lineas aún. | Eleazar Escobar

CANANEA, SONORA.- Cananea, Sonora.- En la ciudad minera de Cananea se halla un lugar mágico donde el ayer se respira, se ve, se siente, se puede palpar. A cada paso en ese sitio hay un cúmulo de historias que están impregnadas en todos sus espacios.

Ubicado al Poniente de esa población en la zona conocida como El Ronquillo y a las puertas de una de las minas de cobre más grandes del mundo, está el que, a decir de los habitantes de la localidad, es el primer boliche de México.

Tanto en el exterior como en el interior del edificio, el tiempo parece haberse detenido. Por fuera es una de las más antiguas estructuras de Cananea que aún se conservan en pie.

Eleazar Escobar

Por dentro, quien llega al lugar se transporta 84 años al pasado. Las mesas de boliche son de madera y se conserva la duela original, las sillas para los espectadores, y los nombres de los campeones de los torneos enmarcados en una de las paredes.

La historia dice que fue el fundador de la mina, en aquel entonces llamada Cananea Consolidated Copper Company, William Greene, quien para hacer sentir a sus trabajadores como en su país, Estados Unidos, construyó una iglesia, banco, hospital, parques, y también el boliche.

De acuerdo con Óscar Enrique Andrade Aguirre, presidente de la Mesa Directiva del Club Círculo Social Anáhuac, como se llama el sitio actualmente, el edificio data del año 1905 cuando se construyó como un exclusivo club para la alta sociedad de la época.

Y fue en 1935 cuando comenzó a operar como boliche, expuso, por lo que se considera el primer establecimiento de este tipo que comenzó a operar en la República Mexicana.

Eleazar Escobar

“Si ves las instalaciones pues no podemos decir que están intactas, pero las conservamos de la mejor manera, que puedan lucir para la gente”, afirmó.

El lugar tiene también un halo de misterio ya que aunque ahora los socios lo han abierto al público en general, por muchos años sólo los integrantes del club y sus familias tuvieron acceso.

Parte de la magia del boliche de Cananea, explicó, son las mesas de boliche hechas de madera a donde regresan las bolas que lanzan los jugadores de forma manual, ya que al final de cada línea están los llamados “pineros”: Dos personas que se encargan de acomodar los pinos con sus propias manos.

También se cuenta con un proyector para anotar cada jugada, con lo último en tecnología… de principios del siglo XX. Sobre la base de luz se anotan los pinos tirados por cada jugador y se proyectan en una tabla de unos dos metros de largo por medio de ancho.

Eleazar Escobar

“Como representante del Círculo Social Anáhuac, es para nosotros un honor conservar este club como una reliquia, la verdad es algo de mucho valor para la gente de Cananea”, enfatizó.

En sus más de ocho décadas de existencia, se pueden contar por cientos los jugadores que pasaron por el boliche, uno de ellos es don Jesús Gallego, quien juega desde 1973 y se siente orgulloso de que un lugar como éste se conserve en la localidad.

“Para mí significa mucho, porque he estado por muchos años aquí y me da gusto”, expresó, “aunque ahorita ya se nos han adelantado muchos socios, y lo que me puede es que ya se nos está acabando la gente aquí”.

De los jugadores más jóvenes pero quien heredó el gusto por el juego de su padre, uno de los fundadores del Círculo Social Anáhuac, Sergio Camacho Salazar, dice que su papá fue socio por más de 50 años y él visitaba el boliche desde niño.

Eleazar Escobar

“Es como una reliquia lo que tenemos aquí y ha pasado de generaciones en generaciones, esperamos que siga la tradición”, resaltó Sergio, quien ha ganado ya tres campeonatos casi consecutivos y cuyo nombre figura orgulloso en una pared del salón.

En tanto se van descubriendo más relatos de este sitio de encanto, los integrantes del club esperan que el tiempo siga detenido por décadas para que la bola corra por la duela, mientras los pinos esperan estoicos a ser derrumbados para orgullo de los jugadores.

¡Chuza!

  • Giro: Boliche.
  • Año en que comenzó a operar: 1935.
  • Operación: 84 años.
  • Líneas: 4.
  • Nombre del club: Círculo Social Anáhuac.
  • Socios: 40.
  • Ubicación: Avenida Benito Juárez, sector El Ronquillo.
En esta nota

Comentarios