No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Es una almeja rara, pero con gran sabor

La pata de mula es muy solicitada por algunos guaymenses y empalmenses. 

Avatar del

Por Yesicka Ojeda

Es una almeja rara, pero con gran sabor(Yesicka Ojeda)

Es una almeja rara, pero con gran sabor | Yesicka Ojeda

GUAYMAS, Sonora.- Aunque para muchas personas la pata de mula es un molusco raro que no se antoja por su cubierta de sangre, en Guaymas y Empalme hay personas que a diario acuden a consumirlas por su sabor delicado, fresco y amargo al final.

El exquisito sabor fresco y la textura delicada que tiene la carne de la pata de mula, según los comensales, es el que deberían tener todas las almejas, es por ello que algunas personas que consumen cócteles de mariscos, piden que las incluyan en sus copas, en trozos.

El molusco se vende en conchas acompañado de limón y salsas de la preferencia de cada cliente, con costos que van desde los 15 a los 20 pesos, de acuerdo al tamaño de cada pieza, la cual es buceada a diario en el campo pesquero La Manga, en San Carlos Nuevo Guaymas.


La concha rústica, en color blanco, con una cubierta negra, a la vista de los comensales no es apetecible, sin embargo, según testimonios de quienes las han comido, aseguran que su sabor es único y exquisito al paladar, más cuando se combina con otros mariscos crudos.

María del Rosario Núñez, quien se dedica a la venta de mariscos en el Puente Douglas, expuso que al abrir la concha, le quita la agalla y la panza y lo demás lo entrega a sus clientes en conchas o vasos para su consumo con limón y salsa.

Apuntó que aunque en los últimos días ha estado escasa porque la mayoría de los hombres de mar están enfocados en la pesca de camarón, la demanda de la almeja no disminuye, pues ya tiene su mercado.

“Las almejas buceadas son más limpias que las de fango, esas no traen tanta sangre”, comentó.



CON CUIDADO

Rodolfo Ruvalcaba, del puesto ‘Las Perronas’, que ofrece sus servicios en el Puente Douglas, indicó que los conocedores no piden este producto en docenas como las almejas chocolatas u otras ostras, porque es la que más amibas contiene.

“Su sabor es muy rico, sabe mucho a almeja, pero no es bueno comer muchas porque la pata de mula es la almeja que más amibas contiene, más bien son para probar o añadirlas a los cócteles para darles más sabor”, subrayó.

La mayoría de los consumidores de pata de mula, dijo, son hombres que residen en Guaymas o Empalme o que van de paso, porque las mujeres creen que el sabor del líquido rojo que tiene en su interior la concha es similar a la sangre, y no es así.

En esta nota

Comentarios