No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

En personas con Alzheimer, Covid-19 puede iniciar con síntomas siquiátricos

Mañana se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad crónica y progresiva que afecta a entre 30 y 35 millones de personas en el planeta, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Avatar del

Por ELIANA ALVARADO

Mañana se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad crónica y progresiva que afecta a entre 30 y 35 millones de personas en el planeta, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Mañana se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad crónica y progresiva que afecta a entre 30 y 35 millones de personas en el planeta, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

HERMOSILLO.-Para la mayoría de los casos el primer síntoma de Covid-19 suele ser tos seca, fiebre o malestar general. Pero en un sector específico, el de los adultos mayores con algún trastorno como el Alzheimer, la señal de alerta podría ser muy distinta.

En ellos, una alucinación, un delirio o un cambio abrupto en la conducta es a veces el primer signo de una enfermedad infecciosa, incluyendo la de coronavirus, advirtió la neurosicóloga Natali Lagarda Badilla.

“Se ha reportado que el Covid puede iniciar así”, dijo, “con síntomas siquiátricos como alucinaciones o delirios y con más síntomas gastrointestinales que en la población adulta, eso hay que tenerlo en cuenta”.

En estos pacientes no sólo hay más fallecimientos por Covid-19, sino que entre los que se recuperan de la enfermedad también puede haber más secuelas de tipo respiratorio o neurológico, añadió.

Mañana se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad crónica y progresiva que afecta a entre 30 y 35 millones de personas en el planeta, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Las demencias o trastornos de tipo neurocognitivo mayor, explicó Lagarda Badilla, incluyen a un grupo de enfermedades que se caracterizan por el deterioro cognitivo. De ellas, el Alzheimer es la más prevalente, con cerca del 70% de todos los casos.

Se asocia con la edad avanzada, y aunque sí es un factor de riesgo, no es una causa para desarrollar la enfermedad, aclaró. De hecho, hay casos en los que se inician los síntomas alrededor de los 50 años, si bien son pocos.

ASÍ EVOLUCIONA

Quienes padecen Alzheimer suelen empezar con problemas de memoria o de orientación que con los años evolucionan a dificultades en las funciones ejecutivas, de lenguaje o de habilidades espaciales, hasta llegar a problemas para realizar actividades básicas.

Más que porque se olvide es porque se empiezan a afectar centros cerebrales de actividades como la deglución. Se habla de que la progresión de la enfermedad, desde el primer síntoma, puede ser de entre 10 y 15 años, hasta el fallecimiento, es una enfermedad larga, en la mayoría”, añadió la neurosicóloga.

Una de las principales recomendaciones para quienes tienen a su cuidado a una persona con Alzheimer es que el paciente sea valorado por un especialista, reciba tratamiento para retrasar el desarrollo de la enfermedad y también que inicie una terapia o estimulación cognitiva.

EFECTOS 

Pero en el contexto actual, la población con Alzheimer se encuentra en riesgo no sólo de enfermar de Covid-19, sino también de sufrir los efectos indirectos de la pandemia por el confinamiento y el cierre temporal de las residencias de cuidado.

“Han perdido el contacto físicamente con sus familias, muchos no saben cómo hacer las llamadas telefónicas o videoconferencias, requieren apoyo para hacerlo; están más aislados y se reportan más problemas sicológicos y conductuales”, señaló Natali Lagarda.

Además, su misma condición de dificultades con la memoria los pone en situación más vulnerable porque podrían olvidar las medidas de prevención para Covid-19.

Para ello, comentó la especialista, los cuidadores o familiares pueden colocar imágenes en la casa como recordatorio: “Las podemos poner en el refrigerador, en el baño, para recordarle a la persona que se tiene que lavar las manos, por ejemplo”.

También es importante tratar de establecer una rutina diaria, pero sobre todo, expuso, mantener el contacto social, aunque sea mediada por la tecnología.

“El contacto social con otras personas de su edad o con la propia familia es estimulante”, aseguró, “y el hecho de que se haya disminuido tiene un impacto cognitivo y emocional muy importante”.

En esta nota

Comentarios