No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

En Chiapas es campesino y en Agua Prieta, paletero

A sus 82 años, don Marco Antonio se mantiene muy activo y trabaja a pesar de la pandemia.

Avatar del

Por Diyeth Arochi

Don Marco vive parte del año en Agua Prieta.

Don Marco vive parte del año en Agua Prieta.

Agua Prieta, Sonora.- La edad no es un impedimento para que Marco Antonio Farrera, de 82 años, se mantenga activo a pesar de los riesgos que representa para un adulto mayor la pandemia de Covid-19.

El hombre originario de Villaflores, Chiapas, se dedica a la venta de paletas de hielo, un trabajo que no frenó ni la amenaza de una pandemia, porque Marco Antonio debe buscar su propio sustento.

El adulto mayor tiene alrededor de siete años de ir a Chiapas y volver a Agua Prieta por temporadas, comentó, pero nunca deja de trabajar porque en su natal Estado es campesino y en esta frontera es paletero.

Don Marco Antonio recorre cada día enormes distancias, desde el Centro de la ciudad, hasta el Sureste, en busca de clientes que deseen comprar sus refrescantes productos.

La fuerza para seguir trabajando a sus 82 años, afirmó, radica en su alimentación, que consiste en una dieta de frijoles y caldos, con lo que le ha sido posible crear resistencia para el empleo.

Padre de seis hijos, don Marco Antonio tiene a cinco de ellos en esta frontera, pero prefiere su natal Chiapas porque lo considera un lugar más tranquilo.

Sin embargo, ha pasado estos meses en esta frontera, donde ha tenido dificultades para realizar las ventas, porque hay pocas personas interesadas, pero el ánimo no decae.

Ahí vamos, ahí vamos luchando. Dios ayuda, mientras que uno viva, podemos luchar, ya cuando uno está más viejito o se muere uno, pues ya ahí acaba todo”, expresó.

En esta nota
  • Historia

Comentarios