Tendencias
Cintilla de tendencias

Garitas de Nogales

COVID-19

Regreso a aulas

Litio en Sonora

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Covid-19 pone a prueba sistema educativo

A este número de estudiantes se sumaron los alumnos de preparatoria y educación superior; más de 71 mil que entraron en una dinámica distinta.

Avatar del

Por Jesús Palomares

A este número de estudiantes se sumaron los alumnos de preparatoria y educación superior; más de 71 mil que entraron en una dinámica distinta.

A este número de estudiantes se sumaron los alumnos de preparatoria y educación superior; más de 71 mil que entraron en una dinámica distinta.

NAVOJODA.-Debido a la crisis sanitaria por Covid-19, que a Sonora llegó en marzo del año pasado, más de 597 mil alumnos de educación básica en escuelas públicas y particulares tuvieron que llevar clases en línea, la mayoría de ellos desde casa.

A este número de estudiantes se sumaron los alumnos de preparatoria y educación superior; más de 71 mil que entraron en una dinámica distinta.

Los gobiernos federal y estatal se vieron obligados a implementar las clases a distancia a través de una estrategia nacional que incluyó el “Aprende en Casa” y a la estrategia estatal “Que Sonora Siga Aprendiendo”.

“Hay un dicho que dice que las Matemáticas se aprenden en el pizarrón y me quedé sin pizarrón”, expresa Jaznya Arlen Reyes Lara, maestra de Matemáticas, quien asegura que la educación cambió por la pandemia del Covid-19.

“Tuve que buscar primero una aplicación, un programa donde pudiera desarrollar las ecuaciones y a muchos estudiantes al principio les costaba mucho trabajo adaptarse”, agrega la docente de la secundaria "Paulita Verjan".

Uno de los cambios más significativos y que resalta de gran manera, apuntó, son las diferencias socioeconómicas, ya que algunos alumnos no cuentan con computadoras, tablet, celular ni Internet para llevar de manera adecuada sus clases.

“Se notó mucho la situación económica de cada quien porque no todos cuentan con computadora ni Internet, el acceso a la tecnología de muchos alumnos es limitado”, añade.

Esa situación representa también mayor trabajo para los docentes, puntualizó, pues además de preparar clases adecuadas a esta modalidad virtual, tienen que preparar también actividades para los estudiantes que carecen de tecnología.

“Y ahora es más trabajo porque tengo que preparar las clases por videoconferencias y preparar actividades para los que no tienen Internet”, mencionó, “en el salón es diferente porque cada quien lleva su cuaderno y cada quien hace lo que tiene que hacer”.

La maestra agrega que la situación es igual en todos los niveles educativos, pues da clases en universidad, preparatoria y secundaria.

“Es una situación que nos tomó por sorpresa a todos, pero que nos ha dejado aprendizajes y áreas de oportunidad en las que tenemos que mejorar”, subraya.

LOS APLICADOS, SIEMPRE LO SERÁN

En cuanto al aprovechamiento de los alumnos, considera que no hubo cambios, pues quienes son aplicados lo siguen siendo pese a las limitantes.

“Por ejemplo, los que eran aplicados en el salón lo siguen siendo en clases virtuales”, comenta, “hay alumnos que no tienen los recursos y hacen todo por salir adelante y hay otros que s

En esta nota

Comentarios