No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Combate la fatiga de Zoom

Un estudio de la Universidad de Stanford señala que las largas jornadas frente a las pantallas para estudiar ya están dejando secuelas en estudiantes y maestros.

Avatar del

Por Eduardo López

Un estudio de la Universidad de Stanford señala que las largas jornadas frente a las pantallas para estudiar ya están dejando secuelas en estudiantes y maestros.(Pixabay)

Un estudio de la Universidad de Stanford señala que las largas jornadas frente a las pantallas para estudiar ya están dejando secuelas en estudiantes y maestros. | Pixabay

¿Has escuchado hablar del término 'burnout'? Tal vez te suene común ya para estas alturas, es decir, luego de más de un año en que las personas han estado trabajando o estudiando desde casa, con juntas a diario y clases a través de dispositivos electrónicos.

Alumnos y docentes han debido pasar horas observando su pantalla mientras llevan sus clases, para realizar las tareas cotidianas de la jornada escolar mediante la llamada "escuela Zoom", que ya está causando estragos en las personas.

De acuerdo con un artículo publicado en la página electrónica del Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, a este fenómeno se le conoce como "Zoom fatigue" o fatiga de Zoom, que deriva de largas horas frente a la computadora u otro dispositivo en reuniones virtuales.

El análisis

Dicho documento relata que según un estudio realizado por el profesor Jeremy Bailenson, fundador del Laboratorio Virtual de Interacción Humana de la Universidad de Stanford, este cansancio puede derivarse de la exposición excesiva a cualquier plataforma de videoconferencias.

En su artículo publicado en febrero de este año en la revista Technology, Mind and Behaviour (Tecnología, Mente y Comportamiento), el experto examinó las consecuencias psicológicas que puede traer el hecho de pasar horas en este tipo de plataformas e identificó cuatro consecuencias de la fatiga Zoom.

El contacto visual en exceso es altamente intenso

Problema: La cantidad de contacto visual que las personas involucran en las videoconferencias es antinatural, dice el autor, porque la mirada se encuentra todo el tiempo en los integrantes que aparecen en pantalla.
Bailenson lo compara con la ansiedad social, que es el miedo de hablar en público sabiendo que todas las miradas están puestas en ti; otra fuente de estrés es el tamaño de la ventana donde se muestra a la persona, porque suelen aparecer mucho más grandes de lo que en realidad son y pierden sentido de comodidad.

Solución: La recomendación es evitar el modo de pantalla completa, reducir el tamaño de la pantalla de las personas y utilizar un teclado independiente del monitor, para crear más espacio entre la pantalla y tú.
 
Verse a sí mismo durante las reuniones es agotador

Problema: No es mentira que mientras un individuo está en una reunión, suele admirarse a sí mismo en el monitor.

"Cuando uno está en presencia de su reflejo, te vuelves más crítico de ti mismo y el ver nuestro reflejo por horas en videoconferencias tiene sus repercusiones en nosotros mismos", destacó; ver el reflejo personal por mucho tiempo puede tener consecuencias emocionales negativas.

Solución: Deshabilitar la función del reflejo de la persona en la conferencia, ya que el canal sólo necesita ser hacia afuera; también se puede utilizar la función de deshabilitar la cámara, para lograr el mismo efecto.


Los chats video reducen la movilidad habitual

Problema: Cuando conversan en persona o por teléfono, los seres humanos pueden caminar y moverse, pero con las videoconferencias no; la mayoría de las cámaras tienen un campo de visión establecido, lo que significa que una persona tiene que permanecer en el mismo lugar.

El movimiento es limitado de maneras que no son naturales; investigaciones han comprobado que cuando la gente se mueve, tiene un mejor rendimiento cognitivo.

Solución: Bailenson recomienda pensar más en qué tipo de habitación se utilizará para las videoconferencias, en el sitio donde está posicionada la cámara y si accesorios como un teclado externo pueden ayudar a crear distancia o dar flexibilidad.


La carga cognitiva es excepcionalmente alta

Problema: La comunicación no verbal es mayor en encuentros personales, mientras que en las reuniones virtuales esto se elimina por completo; las personas interpretan gestos y señales no verbales de manera subconsciente, sin embargo, en los chats de video deben esforzarse para enviar y recibir señales.

Por ejemplo, apuntó, si buscas mostrarle a alguien que estás de acuerdo hay que hacer un guiño exagerado o poner los pulgares hacia arriba, lo que añade carga cognitiva a la comunicación.
 

Solución: Durante reuniones muy largas es bueno darse un descanso de "sólo audio", es decir, apagar la cámara de video en tanto sea posible; de esta manera, dejas de estar no verbalmente activo por unos momentos y permites que mente y cuerpo descansen un tiempo de la pantalla.

Fuente: Observatorio.tec.mx/edu-news/fatiga-zoom-estudio


El estudio completo:
Stanford.io/3v7gF8b

En esta nota

Comentarios