Sonora

Cines de Agua Prieta fueron los más lujosos

Actualmente el único cine en la frontera es CineMall.

Avatar del

Por Diyeth Arochi

Cines de Agua Prieta fueron los más lujosos(Diyeth Z. Arochi)

Cines de Agua Prieta fueron los más lujosos | Diyeth Z. Arochi

AGUA PRIETA, Sonora.- En aquellos años del siglo 20, cuando no en todos los hogares podían darse el lujo de adquirir una televisión, la única diversión para los aguapretenses era ver una película en el cine.

En esos espacios de lujo, vestidos con largas cortinas y grandes escenarios con una pantalla en el centro, llamados cine-teatro, se concentraba toda la diversión que los jóvenes de entonces conocían.

Manuel Mejía Madrid, quien en algún momento fue usuario del cine Alhambra de esta frontera, recordó que él ayudaba con la limpieza del cine con el propósito de que le permitieran entrar
a ver las películas.

El hombre cinéfilo expresó que todos los días iba a ver una película, pero en la actualidad ha pasado mucho tiempo desde que no visita el cine, porque los largometrajes actuales no le parecen
tan atractivos.

Óscar Molina Valdéz también fue aficionado al cine porque manifestó que en su juventud no había televisión en casa, por lo que disfrutaba de ver películas.

Además en los llamados cine-teatro no sólo se proyectaban películas, recordaron ambos adultos mayores, sino que también se presentaban cantantes como José Alfredo Jiménez.

Sin embargo lo más frecuente era la proyección de películas, que no recordaron cuánto costaba la entrada, pero sí que no era alto su precio, por lo que la mayoría de las personas podía asistir.

La gran diferencia con el cine actual, coincidieron, es que ahora sí es costoso y que las películas que se proyectan no son tan realistas como las que ellos iban a ver a los cines locales.

EL INICIO DE LOS CINES

Desde principios de los años veinte en esta frontera existieron salas de cine para proyectar películas mudas, que era lo que se utilizaba entonces, porque hasta después de 10 años, aproximadamente, aparecieron los cines sonoros, relató el historiador Rodrigo Valenzuela Silva.

En esta ciudad el primer cine con solamente una sala para proyectar largometrajes, fue el cine Atenas, que era mudo y que tras quemarse se reparó y fue nombrado Sonora.

El cine Ramona, fundado en 1931 y nombrado así por la hija mayor del propietario, fue el segundo cine que se instaló en esta ciudad, ubicado en calles 5 y 6, avenida 5.

Rodrigo Valenzuela Silva relató que este cine comenzó también siendo mudo, pero vivió la transformación de ser un cine mudo a ser un cine sonoro.

En 1946 se instaló el cine Alhambra y después se inauguró el cine Prado, a principios de los años cincuenta, señaló el historiador, y estaba ubicado en calle 3, avenida 13.

"Hubo muchos cines (en Agua Prieta), pero no tuvieron un edificio propio, por ejemplo ahí en el Casino viejo había un cine exclusivo precisamente para personas de alta alcurnia", detalló Valenzuela Silva.

En esta frontera hubo una temporada en la que estuvieron varios cines a la vez, como Alhambra y Ramona, recordó, los cuales proyectaban cada uno películas distintas porque tenían diferentes circuitos.

Valenzuela Silva mencionó que sólo el cine Alhambra tuvo la modalidad de luneta y galería, que esto implicaba diferentes costos y por lo mismo ubicaciones diferentes.

En esta nota
  • Agua Prieta

Comentarios