No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Buscan convertir a Puerto Peñasco en santuario de ballenas

En la actualidad es lugar de avistamiento de los cetáceos más grandes del mundo, a los que se les puede observar durante el invierno.

Avatar del

Por Yesicka Ojeda

1/2
La ballena de aleta es el segundo animal más grande del mundo y en Puerto Peñasco pueden observarse ejemplares de 20 metros y más de 70 toneladas de peso.(Julián Ortega)

La ballena de aleta es el segundo animal más grande del mundo y en Puerto Peñasco pueden observarse ejemplares de 20 metros y más de 70 toneladas de peso. | Julián Ortega

Diversos tours salen a diario para el avistamiento de ballenas en Puerto Peñasco, servicio que atrae a turistas de distintos lugares.(Julián Ortega)

Diversos tours salen a diario para el avistamiento de ballenas en Puerto Peñasco, servicio que atrae a turistas de distintos lugares. | Julián Ortega

SEGUNDA PARTE

PUERTO PEÑASCO, Sonora.- Puerto Peñasco está considerado como un lugar de avistamiento de ballenas dentro del territorio mexicano, y hoy en día está en trámites para que sea considerado un santuario, pues durante el invierno recibe la visita de las ballenas azul y de aleta, que son las más grandes en el mundo.

Los mamíferos, considerados en peligro de extinción, llegan en enero de cada año, y se pueden observar frente a las playas de Peñasco y Puerto Libertad, y en otros sitios de Baja California, en grupos de 10 a 50 ejemplares, en un radio de hasta 10 kilómetros.

La ballena azul, que se alimenta de krill (crustáceos pequeños) puede llegar a medir 30 metros y alcanzar un peso de 150 toneladas, pero las que han sido vistas en Peñas- co son de hasta 27 metros de longitud.

Y la ballena de aleta la cual se alimenta con sardina y krill, alcanza una talla de 27 metros y un peso de 74 toneladas, aunque su medida promedio en las costas de Sonora es de apenas 20 metros.

Buscan ser Santuario 

Desde el 2019, las autoridades de Puerto Peñasco iniciaron los trámites correspondientes para lograr que sea considerado como un santuario de ballenas, justificando su distinción con la presencia de las ballenas azul y de aleta, en el primer trimestre de cada año, reveló el capitán de Puerto, Luis Castro Galán.

El funcionario federal, apuntó que en septiembre del año pasado consiguieron que fuera incluido dentro del Diario Oficial de la Federación como una zona de avistamiento de ballenas, en México, y eso originó que la Comisión Nacional de Áreas Protegidas acudiera al destino para instruir a los prestadores de servicios locales en las limitaciones que marca la Norma Oficial 131 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales 2010, para evitar afectaciones a los cetáceos.

Indicó que  las embarcaciones deben permanecer a una distancia de 100 metros de las ballenas, conducir a baja velocidad cuando se las encuentren en el camino y hacerlo de forma paralela, para no entorpecer sus movimientos ni dañarlas.

Atraídas por las riquezas

Los volúmenes de krill y sardina que se localizan en el Alto Golfo, es lo que mantiene a las dos ballenas consideradas las más grandes en el mundo, durante el primer trimestre de cada año, en las costas de Puerto Peñasco y Puerto Libertad, subrayó el maestro en Ciencias Marinas y Costeras, Omar García Castañeda.

El profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur reveló que la ballena azul puede comer hasta 3.5 toneladas de crustáceos, en tanto que la de aleta 1.8 por tres horas en un día.

Aseveró que desde antaño, las ballenas azul y de aleta visitan las costas del Alto Golfo, en particular la de Puerto Peñasco, dispersandose desde Puerto Libertad, Sonora hasta San Felipe, Baja California.

Desde el 2014 investiga sus movimientos

El investigador de la Uabcs  informó que desde el 2014 empezó a investigar los patrones de movimiento de las ballenas que se concentran en la zona del Alto Golfo, principalmente la de aleta, porque es residente del Golfo de California, al permanecer en el resto del año en la Isla Ángel de la Guarda.

“Se tiene un censo de entre 300 y 800 ejemplares de la ballena de aleta en la Isla Ángel de la Guarda (en Baja California) y durante el invierno se alimenta de krill que son pequeños crustáceos y en el verano de sardina”, externó.

La costa de Loreto, Baja California Sur, dijo, es la zona de crianza de la ballena azul, considerada el ser vivo más grande y extraordinario del planeta, de enero a marzo se mantiene entre Sonora y Baja California y en abril se va al Pacífico Norte.

La mayoría de las ballenas que llegan al litoral sonorense, mencionó, son adultas, y llegan en grupos de 10 hasta 50, y aunque no es común, en ocasiones se pueden observar cercanas los de tipo azul y de aleta.

Capacitan a Capitán del Astoria 

El personal del Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos capacitó al capitán del crucero Astoria, Antonio Morais, sobre los lineamientos y especificaciones para el desarrollo de actividades de observación de ballenas, de acuerdo a la NOM 131 de la Semarnat 2010.

Este adiestramiento se originó luego de que durante la travesía por el Mar de Cortés, en las cercanías de Mazatlán, Sinaloa, encontraron un grupo de ballenas jorobadas.

El equipo del CEDO Intercultural que subió a bordo del buque turístico, que zarpó de Puerto Peñasco con rumbo a Topolobampo, Mazatlán, Los Cabos, La Paz, Loreto, Santa Rosalía y Guaymas, ofreció una plática relativa a la protección y conservación del hábitat de las ballenas.

En esta nota

Comentarios