Sonora

Baja fuerza en Policía Municipal de Guaymas tras agresiones armadas

La corporación se ha quedado sin más de 30 elementos en los últimos nueve meses y 42 esperan jubilación o pensión.

Avatar del

Por Redacción GH

La fuerza de la Policía Municipal se redujo por asesinatos, incapacidades, permisos y renuncias.(Yesicka Ojeda)

La fuerza de la Policía Municipal se redujo por asesinatos, incapacidades, permisos y renuncias. | Yesicka Ojeda

GUAYMAS, Sonora.- Al menos 31 elementos han perdido en la Policía Municipal de Guaymas en los últimos nueve meses, por asesinatos, incapacidades, permisos y renuncias, y a esos se sumarán 42 más que están en proceso de jubilación o pensión.

Según el Ayuntamiento de Guaymas, antes del ataque armado en contra del Grupo Operativo, ocurrido el 4 de octubre de 2018 en la avenida Serdán, a la altura de la calle 9, había un estado de fuerza de 398 agentes de la Policía y Tránsito Municipal.

Hoy en día, la nómina de la corporación policiaca es de 381, por las ocho renuncias que se presentaron formalmente al Municipio, entre el 2 de marzo y el 3 de junio del 2019, y las nueve muertes consumadas entre el 4 de octubre del 2018 y el 2 de julio del 2019.

Aunado a esto, hay diez elementos incapacitados, nueve de ellos por continuar con terapias tras sufrir ataques armados y los cinco que solicitaron permisos el 29 de julio del 2018 para separarse de las filas policiacas, luego de ser señalados a través de un video que se hizo viral, de ser testigos de la privación ilegal de tres jóvenes del Sur de Sonora.

Desde finales de agosto y principios de septiembre de 2018, dos comandantes de unidad se incapacitaron, uno tras ser víctima de una agresión armada y el otro por una enfermedad en la espalda, y ambos ya solicitaron su retiro.

El 4 de octubre del año pasado, la corporación policiaca perdió a ocho elementos más durante una embestida armada al Grupo Operativo, donde cinco de ellos perdieron la vida y tres más gozan hasta el momento de incapacidades.

En marzo de este año, dos uniformados presentaron su renuncia formal en Oficialía Mayor, en abril se sumó uno más, en mayo fueron dos y en junio tres, lo que dio un total de ocho.

A esta lista de bajas, se sumó la incapacidad que presentaron cinco más, que fueron atacados en tres eventos distintos en la ciudad, del 15 de abril al 2 de julio del año en curso.

SOLICITARON SU RETIRO

Según la Comisión de Seguridad Pública, 42 elementos, entre comandantes de unidad y oficiales, presentaron solicitudes de retiro por enfermedades o haber cumplido con los 30 años de servicio que marca la ley.

Entre los aspirantes a jubilarse se encuentran: El encargado de despacho de Seguridad Pública, Silvestre Alfredo Armenta Ramírez; el jefe de Tránsito Municipal, Rafael Martínez Ferrer, así como los comandantes José Antero Castillo Altamirano y Lilián Patricia Arce García.

El Ayuntamiento no presupuestó recursos en la Ley de Egresos 2019 para cubrir el rubro de pensiones y jubilaciones de los elementos policíacos y además las antigüedades que ostentan no coinciden con las del Isssteson.

Ante esta situación, el comandante de unidad, Raymundo Mercado, quien tiene cerca de 39 años de servicio, presentó una demanda en el Tribunal Administrativo de lo Contencioso en contra del Ayuntamiento por no obtener su jubilación.

SIGUEN SIN COMISARIO

A pesar de que desde el martes 2 de julio, Luis Manuel Lugo Durón fue aprobado por la mayoría de los regidores para ocupar el cargo de Comisario de la Policía Municipal, todavía no ha tomado protesta.

La alcaldesa Sara Valle Dessens informó que el policía estatal en retiro, llegará a la corporación policial hasta que estén las condiciones que requirió para poner en marcha sus estrategias de seguridad.

Indicó que hace unos días les solicitó apoyo a los gobiernos estatal y federal para obtener las condiciones de seguridad que exige Lugo Durón para iniciar operaciones en el Municipio y actualmente está a la espera de la respuesta.

En esta nota

Comentarios