No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Alteración de las emociones, un efecto de la pandemia en los niños

Emmanuel Sarmiento, director del hospital "Juan N. Navarro", señaló que no todos los menores tendrán algún trastorno, pero sí podrían experimentar cambios en la conducta.

Avatar del

Por Eliana Alvarado

El experto pidió estar alertas ante cambios en la conducta muy prolongados o muy intensos, para evitar un problema mayor(Banco Digital)

El experto pidió estar alertas ante cambios en la conducta muy prolongados o muy intensos, para evitar un problema mayor | Banco Digital

HERMOSILLO, Sonora.- La pandemia de coronavirus y el confinamiento provocarán alteraciones en las emociones de los niños, que se manifestarán con síntomas de ansiedad y en la conducta, advirtió Emmanuel Sarmiento Hernández, director del Hospital Psiquiátrico Infantil Juan N. Navarro.

Expuso que si bien no se espera que todos los niños desarrollen como tal un trastorno de salud mental, sí es muy posible que la mayoría de ellos tengan repercusiones en sus emociones.

“En todo el mundo se está reportando cómo algunos trastornos de ansiedad y depresivos se empiezan a hacer presentes en la población infantil, y no es para menos”, destacó el especialista.

Sarmiento Hernández participó este miércoles en el conversatorio virtual “El bienestar escolar y la salud mental”, organizado por la Dirección General de Salud Mental y Adicciones de Sonora.

El médico siquiatra señaló que desde el inicio de la epidemia en México, a finales de febrero, se pronosticó que la emergencia sanitaria vendría de la mano con otras dos fuertes crisis: La económica y la de salud mental.

Uno no sabía lo que venía porque veíamos la incertidumbre; si nos dicen una fecha, nos la metemos en la cabeza, nos guste o no, pero cuando nos dicen que vamos a contingencia y no sabemos cuándo termina, esta incertidumbre genera mucho estrés”, indicó.

En el caso de los niños, es completamente normal que tengan algunos problemas por el encierro al que han estado sometidos en los últimos siete meses, dijo el funcionario, pero será importante identificar en qué momento ya se convierten en una afectación más intensa.

Para ello, comentó, será fundamental que los docentes puedan detectar conductas preocupantes en los estudiantes, sin que tengan que atenderlos ellos mismos, pero sí que los canalicen a las instancias adecuadas.

“Si tenemos una buena identificación, detección de padecimientos de problemas de salud mental en niños pequeños o en adolescentes, vamos a disminuir el curso crónico que se da en muchos de estos trastornos”, expresó.

En esta nota

Comentarios