Policiaca La legislación actual permite que los infractores pasen menos tiempo internados.

'Aprovechan' criminales ley para usar a menores

Avatar del

Por Eduardo López

'Aprovechan' criminales ley para usar a menores

'Aprovechan' criminales ley para usar a menores

Los grupos criminales han puesto la mira en los menores de edad para usarlos en actividades delictivas, atraídos principalmente por la disminución en el tiempo de internamiento que establece la legislación actual, advierten autoridades y expertos.

Adolfo García Morales, secretario de Seguridad Pública en el Estado, señaló que el panorama de jóvenes criminales ha cambiado en la última década, debido también a la vulnerabilidad de los menores de edad.

"Hace quince años no había niños sicarios, hoy se están utilizando mucho los menores para participar en delincuencia", reconoció.

Con la Ley de Justicia Penal para Adolescentes, vigente en el País desde junio de 2016, se redujo de siete a cinco años la pena máxima que puede recibir un menor de edad por la comisión de cualquier delito, incluso de alto impacto.

"Yo pienso que obviamente sí paran antenas la delincuencia organizada, cuando saben que a los adolescentes se les interna por muy poco tiempo, independientemente del delito que cometan", consideró Rodrigo García Contreras, juez especializado en justicia para adolescentes.

De acuerdo con las autoridades y especialistas, en Sonora no existe un reclutamiento forzoso de los grupos criminales, sino que éstos más bien aprovechan el interés de los jóvenes por tener dinero y poder.

El sicoterapeuta Sergio Oliver Burruel, experto en adicciones, indicó que al joven lo que le interesa es resolver su situación económica "cueste lo que cueste".

Así fue como "Daniel", un menor que actualmente cumple una sentencia por intento de homicidio, dejó la escuela y comenzó a trabajar para un grupo delictivo. El dinero para ayudar a su familia, además de las armas y la droga, fueron su motivación para delinquir.
En esta nota
  • Criminales
  • Sonora
  • Menores
  • Adolfo García Morales

Comentarios