Nogales

Ofrecen a internos la posibilidad de aprender y trabajar

Pueden estudiar, desarrollar oficios, hacer deporte y participar en una radio cultural en el Cereso de Nogales

Avatar del

Por Manuel Jiménez

En la Radio La Triple E los reclusos tienen la oportunidad de explorar una importante área de la comunicación.(Manuel Jiménez)

En la Radio La Triple E los reclusos tienen la oportunidad de explorar una importante área de la comunicación. | Manuel Jiménez

NOGALES, Sonora.- Una empresa de reciclaje, una panadería, tortillería, biblioteca, una radio cultural y de esparcimiento, así como oportunidad de estudios, talleres de oficios y de otras actividades disponen los 899 internos del Cereso Varonil.

Édgar Iván Morales Ruiz, director del Centro de Reinserción Social (Cereso), indicó que en el interior del reclusorio las personas privadas de su libertad tienen facilidad de desarrollarse en conocimientos, cultura y deporte.

"Son muchas y variadas las actividades en las que nuestros internos pueden desarrollar sus talentos, especialmente estamos muy enfocados en la cuestión deportiva, donde tenemos excelentes equipos que compiten en ligas municipales.

"En futbol soccer son 112 jugadores inscritos en diez equipos, ellos participan en torneos internos y también de la Liga Municipal, donde han obtenido varios campeonatos para la institución y estos resultados son similares en otros deportes", dijo.

En el Cereso 82 personas participan en competencias de futbol rápido, 107 en beisbol, 134 en basquetbol, también hay 77 hombres inscritos en volibol y 21 en box, donde han cosechado campeonatos estatales.

Son ocho deportistas en la disciplina de lucha libre, 30 en frontón de mano, 39 en levantamiento de pesas, 24 en cardiovascular, 121 internos se capacitan en acondicionamiento físico y 19 en tochito.

LA RECREACIÓN

En las diversas disciplinas lúdicas que se realizan en las área de vinculación son 376 personas privadas de la libertad que participan en competencias de dominó, 42 en ajedrez y cinco internos en damas chinas.

La Secretaría de Educación Pública entregó 229 constancias a internos que cursaron talleres en electricidad, mantenimiento de aire acondicionado, carrocería, soldadura, mecanet, Word 2010, ingles básico, atención a comensales, horticultura, artesanías de madera y mantenimiento en cuartos fríos.

Morales Ruiz mencionó que actualmente son 59 personas estudiando nivel básico de primaria y secundaria y que están por iniciar con la preparatoria, donde serán inscritos alrededor de 500 internos.

RADIO LA TRIPLE E

Radionovelas, espacios culturales, narraciones de juegos deportivos, historias de personajes, palabras de fe cristiana y esparcimiento se difunde a través de la radio del Cereso Varonil llamada Radio La Triple E.

Gerardo, uno de los ocho locutores que trabajan en la radio, señaló que se basan mucho en los libros del ISEA para difundir la programación diaria desde las 08:00 a las 16:00 horas.

"Cada locutor tiene una función específica, son temas desde ciencias sociales, ciencias naturales, libros de prevención contra las adicciones, temas diversificados, biografías de personajes y mensajes de superación personal", comentó.

José Antonio es un recluso que trabaja en una empresa de reciclaje instalada en el interior del penal, donde laboran 40 personas y tienen la oportunidad de ganar dinero para ayudar a sus familias.

"Tengo poco más de un año trabajando, somos 40 personas, vienen muchos tipos de productos, todo se recicla, formamos pacas, proceso de molido de material, estamos a gusto y gracias a Dios nos mantenemos ocupados es una oportunidad magnifica", dijo

PASIÓN POR LOS LIBROS

Silvestre , interno del reclusorio, es un apasionado de la lectura y es el encargado del área de la Biblioteca, donde tiene conformado el Club de Lectura con 260 internos que acuden de manera frecuente.

Juan José tiene a su cargo la panadería del Cereso Varonil, donde elabora en los grandes hornos de ladrillos alrededor de mil piezas de pan de dulce y mil de pan telera para abastecer a la población del reclusorio.

También hay una tortillería de maíz, otra fábrica de tortillas de harina y la cocina, todas las áreas manejadas por personas privadas de la libertad que ayudan con los alimentos que consumen en el reclusorio.

Para reforzar las necesidades de los internos en el interior existen tres pequeños templos religiosos de la fe católica y cristianos, donde se reúnen de manera diaria para escuchar la palabra de Dios.

El área artística y cultural es otro gran baluarte donde los presos desarrollan sus talentos en pinturas, esculturas talladas en madera o cristal que incluso han participado en exposiciones a nivel nacional.

En esta nota

Comentarios