Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Subsidio de la luz

Carreteras en Sonora

Economía en Sonora

Fonacot

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Nogales: David camina encorvado más de un kilómetro diario para ir a trabajar

David Mendoza Gómez sufre afectaciones en la columna tras una golpiza que le dieron

Avatar del

Por MANUEL JIMÉNEZ

• David Mendoza Gómez, de 53 años de edad, sufre dolores en la columna y camina encorvado.(MANUEL JIMÉNEZ)

• David Mendoza Gómez, de 53 años de edad, sufre dolores en la columna y camina encorvado. | MANUEL JIMÉNEZ

NOGALES.- David Mendoza Gómez, de 53 años de edad, recorre largas distancias para ir a trabajar con el cuerpo encorvado por afectaciones en la columna vertebral que le quedaron de una golpiza que le dieron hace tiempo.

El hombre asegura que hace año y medio lo golpearon entre tres personas que lo acusaban de haber robado diesel de unos vehículos y que estando ya tirado en el suelo le pegaron con un barrote de madera.

“Esa acusación no era cierta, yo no robé nada, pero las personas no quisieron escuchar mi versión y me golpearon y luego me pegaron con un barrote cuatro por cuatro y así quedé desde entonces.

He recibido se puede decir que terapias, he ido con sobadores pero no ha funcionado nada, incluso me sacaron radiografías y ahora la agrupación Compassion Home me está ayudando y estoy en espera de ser atendido”, dijo.

El hombre con discapacidad física vive solo en una casita ubicada en la parte posterior del hospital Isssteson, frente al yunque El Bronquito, que se localiza por la calle Jesús García de la colonia Álamos.

Mencionó que sí tiene familia que son su esposa y dos hijos de 24 y 29 años de edad, pero viven lejos en Estados Unidos en un lugar que se llama San José California y que ellos ya saben sobre su condición de salud.

Hay muchas personas que me ayudan, con alguna despensa, gracias a Dios existen personas buenas y pues yo trato de ganarme la vida, todos los días salgo a trabajar ahora a la Plaza Álamos.

“Me dedico a lavar carros y también hago limpieza en los patios de los negocios, podo los árboles de todo un poco, no soy muy rápido pero sí me gano al día 200 ó 300 pesos”, comentó.

Con el cuerpo inclinado prácticamente a la mitad, camina más de un kilómetro diario cargando un aparato de los llamados “diablitos”, cubeta, escoba, pala y rastrillo como sus herramientas de trabajo.

Es un hombre sencillo, humilde y respetuoso que no molesta a nadie, es trabajador pero sí requiere la ayuda humanitaria y tiene un número telefónico donde puede ser contactado y es el 6311734454.

En esta nota

Comentarios