No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Nogales

Menores corren riesgos al consumir “aguas locas”, advierten especialistas

La mezcla de bebidas alcohólicas y jarabe para la tos que se prepara en algunas fiestas provoca intoxicación en sobredosis y puede causar hasta la muerte

Avatar del

Por MANUEL JIMÉNEZ

• Algunos jóvenes ingieren bebidas alcohólicas mezcladas con jarabe para la tos en algunas reuniones, lo que los pone riesgo.(Gamaliel González)

• Algunos jóvenes ingieren bebidas alcohólicas mezcladas con jarabe para la tos en algunas reuniones, lo que los pone riesgo. | Gamaliel González

NOGALES.- Dos hermanos adolescentes fueron atendidos por intoxicación al consumir en una fiesta casera jarabe para la tos combinado con bebidas alcohólicas y autoridades señalan que es una práctica que realizan algunos menores.

En el caso oficial, que fue registrado el pasado 14 de marzo a las 09:00 horas, se reportó que al área de emergencias habían trasladado a una joven y su hermano, de 16 y 17 años, por intoxicación.

Las autoridades se entrevistaron con la mamá de los adolescentes, quien informó que los hechos ocurrieron en su casa ubicada en la colonia Las Bellotas, donde encontró a sus hijos intoxicados.

La mujer añadió que trabaja de noche en una maquiladora y que al regresar a su casa encontró en la cocina botes con cerveza, botellas de vino y tres frascos de jarabe para la tos vacíos, que fueron preparados en un garrafón con la revoltura de las bebidas.

Al buscar en la habitación encontró a su hijo 17 años dormido, pero en estado inconsciente y a su hija en el baño donde estaba vomitando y presentaba malestares de salud, por lo que le preguntó qué había sucedido.

La menor le confesó a su mamá que junto a su hermano habían tenido una fiesta con amigos en su casa y que consumieron la revoltura de bebidas con jarabe para la tos, a lo que le llaman “aguas locas”.

Luego de ser valorados y tratados médicamente los dos adolescentes fueron dados de alta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

ES ALGO COMÚN: CIJ

Zulema Thome, directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ), señaló que durante la pandemia no se han presentado tantos casos, pero aseguró que sí es común en adolescentes el consumir jarabe para la tos.

“La sustancia del dextrometorfano, como se le conoce, ha tenido relevancia sobre todo en los adolescentes, es una droga que es soluble en alcohol y es un medicamento que viene en jarabes o pastillas para la tos.

“Como es de muy fácil acceso en los hogares o los adolescentes pueden ir a comprarlo sin receta médica a cualquier farmacia, pues se utiliza en grandes cantidades para poder tener esa sensación de placer”, comentó.

La directora del CIJ mencionó que de los 15 a 30 miligramos que se recetan para la tos, los jóvenes en sus intenciones de drogarse lo consumen hasta 360 miligramos o más, según la adicción de los menores.

Esta sustancia la mezclan con otras bebidas, como jugos o alcohol y eso pareciera que no tiene nada, como si fuera una droga invisible y lo consumen no solamente en fiestas sino también de consumo natural.

“Los estudiantes de secundaria o preparatoria nos referían que incluso antes de entrar a la escuela iban ya con sus respectivas dosis, esta sustancia lo que hace como droga alucinógena es causarles mucha euforia”, informó.

La especialista señaló que con el consumo del jarabe para la tos también se pierde el sentido de la orientación y que dependiendo de la forma en que se consuma los efectos pueden durar hasta seis horas.

“La circunstancia de combinar el jarabe con el alcohol genera una dependencia mucho más fuerte y pierden control de la motricidad de los brazos y piernas, también impacta en el cerebro para la toma de decisiones.

“Con esta adicción no pueden tener un razonamiento adecuado, (presentan) visión borrosa, paranoia, exceso de transpiración y otras afectaciones como cerebrales o la muerte por el exceso del consumo”, explicó.

La coordinadora del CIJ en Nogales señaló que el tema del jarabe para la tos no está tan fuerte como el consumo del alcohol, la mariguana, la cocaína y el “crystal”, pero afirmó que sí se toca con los padres de familia en los talleres de adicciones.

NO ES ALGO NUEVO

David Antonio Torres, paramédico de la Cruz Roja en Nogales, indicó que en su experiencia tiene conocimiento desde hace nueve años de este tipo de conductas de menores utilizando como droga el jarabe para la tos.

“El dextrometorfano se puede encontrar con ambroxol o con otros medicamentos, pero lo que causa el efecto placebo o sensación de mareo y placer es la sustancia del dextrometorfano, que es el jarabe para la tos.

“En mi experiencia como adolescente estudiante y como socorristas he comprobado que esta sustancia se utiliza en fiestas de menores donde es revuelta o mezclada con bebidas alcohólicas, jugos o refrescos”, comentó.

Foto Ilustrativa: pexels

“ANDÁBAMOS VOMITANDO CON ESA LOQUERA”, RECUERDA DANIEL

NOGALES.- Un joven estudiante de preparatoria, residente de la colonia Héroes, aceptó que desde la adolescencia y en los festejos entre menores de edad le ha tocado consumir jarabe para la tos en las llamadas “aguas locas”.

Daniel, de 17 años de edad, recordó que la primera ocasión fue en la casa de un amigo y compañero de la escuela secundaria, donde se juntaron varios adolescentes para festejar un cumpleaños.

“Los papás de mi compa no estaban y otro amigo cumplió 14 años y nos juntamos morras y morros en ese cantón, entonces alguien ya se la sabía y en un garrafón de agua prepararon el revoltijo para la fiesta.

“Recuerdo que le echaron tres frascos para la tos, jugo de naranja y una botella de pisto que alguien consiguió y pues la verdad nos pusimos bien locos, al rato andábamos vomitando con esa loquera”, recordó.

El joven, ahora estudiante de preparatoria, aseguró que en las fiestas de adolescentes es muy común ese tipo de bebidas porque el jarabe para la tos cualquiera lo puede conseguir en su casa o en las farmacias.

“Regularmente las morras se encargan de comprarlo en las farmacias y hay quienes lo saben preparar, la neta yo no tengo la minima idea, nomás me tomo los vasos hasta ponerme bien contento.

“Ya cuando te tomas varios tragos te sientes como adormecido, en un viaje así como si anduvieras en un ritmo lento, ese es mi caso, no sé otros, pero siendo sincero si he consumido en varias ocasiones de esa agua loca”, dijo.

En esta nota

Comentarios