No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Nogales

¡Lléguele al pan de vieja!

Pedro Jiménez Farías se dedica a vender el conocido pan de semita o pan de vieja en las calles de Nogales.

Avatar del

Por Manuel Jiménez

¡Lléguele al pan de vieja!(Manuel Jiménez)

¡Lléguele al pan de vieja! | Manuel Jiménez

NOGALES, Sonora.- Lo más difícil es estar lejos de la familia y recordar los alimentos que le preparaba su mamá, comentó Pedro Jiménez Farías, quien se dedica a vender el conocido pan de semita o pan de vieja en las calles de Nogales.

El hombre de 45 años de edad, originario del Estado de Guerrero, salió de su casa donde dejó a su mamá y siete hermanos hace 15 años con la ilusión de cruzar hacia Estados Unidos en busca de un mejor futuro.

"Desde que llegué a Nogales me puse a trabajar vendiendo periódicos y hace cinco años conocí a una señora de la colonia Las Torres que hace pan para vender y gracias a Dios me dio la confianza de trabajar con ella.

"Son de 120 a 150 piezas de pan que vendo todos los días desde las siete de la mañana hasta las cuatro o cinco de la tarde y afortunadamente me va bien, lo vendo todo y con eso me gano la vida", comentó.

La persona vive sola sin familiares en esta ciudad en un cuarto que renta en la colonia Lomas de Nogales Dos, donde paga 250 pesos por semana y afirma que con el dinero que gana con su trabajo le alcanza para sus gastos.

"Me gano tres pesos por cada pan que vendo y sí me alcanza, vivo solo y pues cada ocasión que se puede me comunicó con mis familiares allá en Guerrero porque la verdad si extraño a la familia.

"Cuando me pongo a pensar añoro la comida que me preparaba mi mamá, el menudo de panza rojo, la carne de cerdo con chile colorado y las tortillas de maíz hechas en el comal, pero ni modo así es la vida", mencionó.

Pedro Jiménez Farías vende el tradicional pan en el semáforo del bulevar Greco y Prolongación Obregón, donde es frecuentado por automovilistas, clientes que ha logrado tener en estos últimos cinco años.

En esta nota

Comentarios