No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Nogales

La increíble historia de un vaquero que sobrevivió comiendo bellotas y péchitas luego que la diabetes lo desorientara

Se trata de Luis Alfonso Corella Gámez, de 59 años de edad, quien fue encontrado por los socorristas tirado y visiblemente desorientado, con avanzada deshidratación y en estado semi inconsciente.

Avatar del

Por Manuel Jiménez

Se trata de Luis Alfonso Corella Gámez, de 59 años de edad, quien fue encontrado por los socorristas tirado y visiblemente desorientado, con avanzada deshidratación y en estado semi inconsciente.

Se trata de Luis Alfonso Corella Gámez, de 59 años de edad, quien fue encontrado por los socorristas tirado y visiblemente desorientado, con avanzada deshidratación y en estado semi inconsciente.

NOGALES.-Una descompensación por diabetes provocó que se desorientara un vaquero en la zona serrana de Arizpe donde permaneció diez días extraviado en los que se alimentó de atún, bellotas y “péchitas” de mezquite para sobrevivir.

Se trata de Luis Alfonso Corella Gámez, de 59 años de edad, quien fue encontrado por los socorristas tirado y visiblemente desorientado, con avanzada deshidratación y en estado semi inconsciente.

Omar Rosario Acuña Díaz socorrista de la agrupación Brigada del Sol de Nogales y especialista en Búsqueda y Rescate informó que la persona había desaparecido desde el día martes 23 de junio.

Los pobladores de las rancherías indicaron que lo vieron por la mañana del 23 de junio y que pensaron que había partido al pueblo de Arizpe mientras que los conocidos residentes del pueblo creían que el hombre estaba en el rancho La Cienaga.

“Fue hasta el viernes 26 de junio que confirmaron que había desaparecido y los mismos pobladores lo buscaron el fin de semana sábado y domingo por veredas y monte pero no lograron encontrarlo”, informó.

El día lunes 29 de junio se notificó a las autoridades y se conformó un operativo de búsqueda y rescate con socorristas de la Brigada del Sol de Nogales, así como Protección Civil y Bomberos de Arizpe.

“Se estableció un comando y luego de tres días de búsqueda lo encontramos después del medio día del jueves 2 de julio en mal estado de salud, pero logramos llevarlo en caballo hasta el pueblo donde fue reanimado y puesto fuera de peligro”, mencionó.

Los conocimientos de vaquero le salvaron la vida.

El hombre llevaba consigo una pequeña mochila donde traía cuatro latas de atún y limones los cuales combinó con el consumo de bellotas y “péchitas” de árbol de mezquite para sobrevivir.

“La persona no sabía que era diabético y estando en el monte le sobrevino una descompensación en los niveles de la azúcar, se desorientó, tuvo perdida temporal de la vista y fue como se extravió.

“Sus mismos instintos y conocimientos de vaquero, porque es trabajador del rancho La Cienaga, le permitieron sobrevivir comiendo el atún, los limones, las bellotas y las “péchitas”, y bebbiendo agua de los charcos, entre otras cosas, y así logró que lo encontráramos con vida”, relató Omar Rosario Acuña.

En esta nota

Comentarios