No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Nogales

Empiezan a cobrar vida los panteones

Mientras ciudadanos acuden a limpiar, descubren actos vandálicos en algunas criptas.

Avatar del

Por Rubén A. Ruiz

Trabajadores del Municipio y familiares de difuntos se observan en trabajos de limpieza en los diferentes camposantos.

Trabajadores del Municipio y familiares de difuntos se observan en trabajos de limpieza en los diferentes camposantos.

NOGALES, Sonora.- Los panteones de Nogales empiezan a cobrar vida previo al Día de Muertos; por dentro las familias acuden a las tumbas de sus seres queridos para acondicionarlas y limpiar toda la basura y maleza que encuentran.

Y en los alrededores inicia la llegada de vendedores de cualquier tipo de artículos como ya es tradición en la denominada Feria del Hueso, en la que en esta ocasión habrán de instalarse más de cien espacios de venta.

Pero muchos deudos pasan desagradables sorpresas; en ocasiones se dan cuenta de que son víctimas de robo; en otras, simplemente hallan el sitio de descanso eterno de un ser querido con maleza, sucio y en muchos casos con acumulamiento de basura.

LE ROBAN EL CERCO

Una situación de ese tipo le pasó a la señora Patricia Domínguez, al darse cuenta de que le habían robado el cerco que desde hace 35 años había colocado su suegro en una tumba del Panteón Héroes.

Platicó que no era cualquier cerco, ya que los barrotes de metal eran del antiguo cerco de la casa de la familia, por lo que tenía valor sentimental.

"Nos quedamos muy decepcionados, el cerco que con mucho trabajo puso mi suegro se lo robaron, era su trabajo, él lo hizo personalmente, se lo robaron", platicó.

Patricia también pasó una desagradable sorpresa al mandar a hacer un trabajo de colocación de un libro ornamental en la sepultura de su suegro, así como en la instalación de unos floreros.

"Habíamos mandado a arreglar la tumba, que pusieran un libro nuevo y al hacer eso no nos imaginamos las personas que nos robaron, porque nunca había pasado esto antes y nosotros le pagamos al muchacho para que pusiera floreros abajo y pusiera libro nuevo, había dicho que iba a arreglar el cerco y se fue con todo, lo de la puerta y todo", lamentó.

MALEZA EN EL NACIONAL

Con maleza y acumulaciones de basura encontraron algunos deudos que acudían esta semana a visitar a sus fieles difuntos en el Panteón Nacional, ubicado por la calle Reforma.

Gaspar Verdugo trabajaba en lo que será la sepultura de un bebé.

"Está un poco descuidado, las ramas, pasa mucha gente por las tumbitas", platicó. "Vamos a trabajar para acomodarlo, aquí, por aquí cerquita en la parte de abajo a un lado de la banqueta a unos diez metros para adentro".

Javier Flores laboraba junto con sus primos en la sepultura de un tío.

Dijo que durante tres días han estado laborando en rehabilitar la tumba y sólo uno de ellos vio personal del Ayuntamiento limpiando.

"Para empezar ahí necesita agua (pileta), la otra (toma de agua) gracias a Dios tiene agua, hay mucho cochinero y agua podrida y en la orilla hay mucho cochinero y ese yerbajo tienen que levantarlo", consideró.

Mario Figueroa, quien viajó de Tucson para laborar en acondicionar tres tumbas de seres queridos, encontró el Panteón Nacional un poco más limpio que en otras ocasiones.

"Vamos entrando, hay veces que ha estado peor que ahora, ahora no lo vemos tan mal como otras veces", reconoció.

A TODO VAPOR

Uno de los trabajadores platicó que una vez que concluyeran con ese cementerio acudirían al Panteón Nacional.

En el caso de los panteones Cipreses Jardines y Monumentos, así como Nacional Anexo, se observó que los mantenían limpios.

Además de estos panteones está el denominado Jardines del Edén, al Sur de la ciudad, donde se estiman alrededor de 800 sepulturas y existe uno más que no es operado por el Municipio llamado Colinas del Buen Pastor.

En esta nota

Comentarios