Nogales Autoridades estadounidenses han detenido en el último mes a varias unidades que trasladaban a inmigrantes en el desierto de Arizona.

Cruzan centroamericanos en grandes grupos por Sonora

Avatar del

Por Por Rubén A. Ruiz

Cruzan centroamericanos en grandes grupos por Sonora

Cruzan centroamericanos en grandes grupos por Sonora

Indocumentados centroamericanos migrando en grandes grupos se ha convertido en una tendencia en el desierto de Arizona con Sonora.

En el último mes se documentaron al menos ocho eventos donde autoridades migratorias han frenado grupos de hasta 163 personas en un solo caso, algo no visto con frecuencia.

Tal parece que la intención no es pasar desapercibidos sino todo lo contrario, y esto tiene una explicación clara, derivado de las lagunas que hay en las leyes de inmigración de Estados Unidos.

En una recopilación de EL IMPARCIAL, basada en reportes de la Patrulla Fronteriza, se observa claramente esta tendencia migratoria en grandes grupos.

En un solo mes se detectaron cuando menos ocho eventos de grupos de hasta más de 160 personas.

La mayoría han ocurrido en la zona de Lukeville, Arizona, que a su vez es una de las zonas de mayor riesgo para el indocumentado, ya que de 94 fallecimientos en lo que va del año, la gran mayoría han sido en esa zona.

El jueves 20 de septiembre se informó de 262 migrantes detenidos en 48 años, viajando en grandes grupos, de ellos 215 guatemaltecos y el resto de otros siete países.

El martes 18 se difunde en Lukeville la detección de dos grupos migrando de manera indocumentada, en uno contabilizaron 102 personas y en el segundo 91.

Una semana antes grupos de 121, 128, 103, por citar algunos casos.

El pasado 27 de septiembre la Patrulla Fronteriza informó del hallazgo de 264 personas en dos grupos, además de asegurar que en los últimos tres meses más de mil 200 personas habían sido detenidas en contingentes similares a estos.

"RECLUTADOS" EN GUATEMALA

Francisco Loureiro Herrera, propietario del Albergue para Migrantes San Juan Bosco, destacó que el migrante muchas veces es "reclutado" desde Guatemala.

"Dicen que ahorita los ‘polleros’ andan en el cruce de movimiento principalmente en Guatemala; dicen que a todo el guatemalteco que alcance a cruzar a Estados Unidos le dan asilo político", platicó.

El voluntario agregó que les cobran por traerlos desde ese país en grandes grupos.

MÍNIMAS DEPORTACIONES

El motivo, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), se deriva del mínimo, volumen de personas deportadas contra las detinidas.

De acuerdo con el DHS, durante el tercer trimestre del año fiscal 2018, sólo el 1.4% de los migrantes viajando en familia hasido devueltoa sus lugares de origen; países como Guatemala, El Salvador y Honduras.

Por el contrario, el migrante termina siendo liberado a pesar de no tener un estatus legal migratorio para permanecer en Estados Unidos.

"Sabemos que la gran mayoría de las unidades familiares que han sido liberadas, a pesar de no tener derecho a permanecer en un estado legal, nunca salen o son expulsadas", dijo en una declaratoria el secretario de prensa de DHS, Tyler Houlton.

"Los contrabandistas y traficantes comprenden nuestras leyes de inmigración rotas mejor que la mayoría y saben que si una unidad familiar ingresa ilegalmente a los Estados Unidos es probable que se liberen al interior del País", reiteró.

LA VIOLENCIA

Podría decirse que el número creciente de centroamericanos que solicitan asilo en los Estados Unidos no es sólo por explotar esas "lagunas" en las leyes migratorias y las estadísticas lo demuestran.

Países como El Salvador, Guatemala y Honduras enfrentan niveles altos de crímenes violentos.

De acuerdo con un análisis de la organización Abogacía por los Derechos Humanos de las Américas, países como El Salvador y Honduras figuran entre los cinco más violentos del mundo, incluyendo las naciones en guerra.

En 2016el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos descubrió que, de casi 93 mil casos, el 78% de los que citaban un "temor creíble" de persecución en su país de origen tenían una posibilidad significativa de tener reclamos legítimos.

De México, en el 2017 se vio un aumento del 66% en las solicitudes de asilo en comparación con 2016, en parte debido a la cantidad de personas que huyen de la violencia.

En el caso de niños o menores no acompañados que son de países no contiguos a la Unión Americana son enviados a la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés) dependiente del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Reciben atención y algunos consejos legales para después enviarlos con un familiar o tutor que ya se encuentra en los Estados Unidos, con quienes viven mientras esperan su audiencia de inmigración.

Este proceso es considerado por el Gobierno federal estadounidense como una "laguna", asegurando que muchos no continúan su proceso migratorio.

El miedo los hace dejar su país
NOGALES.- "Me querían involucrar en las pandillas", relató "Javier", un joven guatemalteco que aguardaba en las líneas peatonales del Puerto Dennis DeConcini junto a su padre para solicitar asilo humanitario en Estados Unidos.

"Estaba estudiando y a la hora de la salida me esperaban, me decían que me tenía que agregar en sus pandillas y yo les dije que no y yo me escondía", platicó.

El jovencito relató que le dijo a su padre lo que estaba sucediendo y fue así que decidieron emprender este viaje para México y luego a los Estados Unidos.

El menor relató que le gustaría estudiar, convertirse en una persona de bien y no correr con la suerte de algunos de sus amigos, que unos por temor a ser golpeados y otros por gusto, se sumaron a pandillas guatemaltecas.

"Hay unos compañeros de la escuela que se fueron a las pandillas, unos querían y otros no querían pero tenían miedo que los golpeaban", agregó.
En esta nota
  • Desierto Sonora- Arizona
  • Inmigrantes

Comentarios