Mexico

"Prefiero que mis perritos coman carne de estas mujeres”: El “monstruo de Ecatepec” dice que si la libra seguirá matando mujeres

Avatar del

Por El Universal

"Prefiero que mis perritos coman carne de estas mujeres”: El “monstruo de Ecatepec” dice que si la libra seguirá matando mujeres

"Prefiero que mis perritos coman carne de estas mujeres”: El “monstruo de Ecatepec” dice que si la libra seguirá matando mujeres

Un video difundido a través de redes sociales muestra parte de la declaración de Juan Carlos "N", señalado por ser responsable de 20 feminicidios en el municipio de Ecatepec, Estado de México.

Al principio del video, el feminicida señala: "Prefiero que mis perritos coman carne de estas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno, mil veces que coman los perritos y las ratas a que ellas sigan caminando por ahí".





VER MÁS: El caso que estremece a México: Pareja de asesinos en serie confesaron haber matado a 20 mujeres y vender restos

Al cuestionarle si ha recibido atención sicológica indicó: "Yo estoy bien, yo estoy bien, lo que hago está bien patrón, porque estoy limpiando el mundo de porquería, yo estoy completamente sano y bien".

VER MÁS: Odio a la mujeres, la razón del feminicida de Ecatepec para asesinar a sus víctimas

Durante el interrogatorio a Juan Carlos "N", de 38 años de edad, no se le ve alguna señal de remordimiento, incluso señala que mientras él siga vivo, y si es que llega a salir libre de cualquier delito, continuará asesinando mujeres.





VER MÁS: Encuentran a pareja en Edomex con un restos humanos dentro de una carriola

Asimismo, el sujeto declaró que a los 10 años fue abusado sexualmente. Refirió que su madre lo dejaba encargado con una señora quien, dice, lo obligaba a hacer cosas que para su edad eran desagradables.




Supuesto Facebook de asesino serial seguía sitio de memes de asesinos seriales y posteaba imágenes de satán

El caso de los presuntos homicidas de mujeres, Juan Carlos “N” y Patricia “N”, ha puesto en la palestra una serie de factores que se conjuntan en un fiel reflejo de lo que sucede en Ecatepec de Morelos, en el Estado de México.



Juan Carlos y Patricia representan una pesadilla que en México se vive con los ojos abiertos, son la muestra de la violencia cotidiana, ubicada geográficamente y estadísticamente en el Edomex, en uno de sus municipios más violentos, Ecatepec, y en una colonia con altos índices delictivos, Jardines de Morelos. Una suma de impunidad y de la ausencia de autoridad.

VER MÁS: El caso que estremece a México: Pareja de asesinos en serie confesaron haber matado a 20 mujeres y vender restos

Juan Carlos, de 38 años de edad, entra en la definición de personalidad sicopáta, al no sentir el menor remordimiento de sus actos, es capaz de planear metódicamente los ataques contra sus víctimas. Logró controlar sicológicamente a Patricia y por sus declaraciones se puede observar la necesidad de llamar la atención a toda costa.



El posible perfil en redes sociales de Juan Carlos muestra una serie de imágenes relacionadas a la santa muerte así como de figuras relacionadas con satán. Además, seguía a un distribuidor de ácido muriático y sosa cáustica, sustancias con las que se pueden disolver restos humanos.

Juan Carlos también seguía un sitio de frases y memes de asesinos seriales, quizá de ahí se inspiró para declarar que fue vestido de niña en su infancia, o vender los huesos y las pertenencias de las víctimas.

VER MÁS: Encuentran a pareja en Edomex con un restos humanos dentro de una carriola


Estudios sicológicos aplicados a Patricia, de 26 años, determinan una discapacidad intelectual de nacimiento, ella cumplió cabalmente su papel como pareja de un homicida en serie. Patricia se mostró obediente al ser utilizada como carnada.

VER MÁS: Odio a la mujeres, la razón del feminicida de Ecatepec para asesinar a sus víctimas

La última actualización en Facebook de la pareja data del 3 de octubre, compartieron una oración hacia la santa muerte: “Tú que todo lo sabes Madre Mía, te pido que no me abandones” ambos asesinos comentan un “amén” al final.
En esta nota

Comentarios