No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexico

¡Aguas con la automedicación en los niños!

Más del 80% de esta práctica ocurre en el hogar, pero se puede poner en riesgo la vida de los menores o causar daños en órganos, advierte el IMSS.

Avatar del

Por Sonora

Se recomienda evitar dejar los medicamentos al alcance de los niños(Eliana Alvarado)

Se recomienda evitar dejar los medicamentos al alcance de los niños | Eliana Alvarado

CIUDAD DE MÉXICO.- Si el tomar medicamentos sin ser prescritos por un especialista no es recomendable en los adultos, mucho menos lo es en los niños

El Instituto Mexicano del Seguro Social llama a los padres de familia a no incurrir en esta práctica y a estar atentos a las señales, pues se pueden dar casos en que los menores ingieran algún medicamento sin supervisión.

De acuerdo con el organismo, la intoxicación por fármacos puede poner en peligro la vida de los niños o dañar un órgano vital. Por ello, es importante estar alerta si se presentan los siguientes síntomas:

  • Cambios de coloración en la piel, ya sea morado, azulado o amarillo.
  • Vómitos continuos.
  • Convulsiones.
  • Respiración rápida acompañada de sudoración.

En ninguno de estos casos se recomienda utilizar remedios caseros, advirtió el doctor Juan Elías Vízquez Guerrero, titular de la Clínica de Atención al Paciente Intoxicado de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

En lugar de hacer que los niños ingieran agua con sal o vinagre, refirió, se debe acudir de inmediato a la unidad médica más cercana para recibir atención.

NI PARA CONTROLAR LA FIEBRE

El especialista expresó que más del 80% de la automedicación ocurre en el hogar y la principal vía de administración es a través de la boca.

Explicó que, al ser ingerido, el fármaco llega al estómago, después al intestino y finalmente a la sangre, donde puede producirse el cuadro de intoxicación.

Uno de los medicamentos más utilizados por los padres, dijo el doctor, es el paracetamol o acetaminofén para controlar la fiebre. “Sin embargo, es necesario saber que puede ocasionar lesiones en hígado”, agregó.

Víquez Guerrero resaltó que son los propios pequeños quienes ingieren las medicinas por su color llamativo y su sabor agradable. Para evitarlo, se pueden tomar algunas medidas:

  • Guardar los medicamentos bajo llave.
  • Colocar los pastilleros fuera del alcance de los niños.
  • Evitar decir a los niños que las medicinas son dulces.
  • Conservar los fármacos en sus envases originales.

En esta nota

Comentarios