No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Vivió en la época de la viruela, sarampión, tosferina... y ahora Covid

Jesús Ramírez Beltrán tiene 104 años de edad

Avatar del

Por GAMALIEL GONZÁLEZ

• Don Jesús Ramírez, de 104 años, y Enriqueta de Ramírez, de 89 años, apoyados por su hija Alba fueron a pie al Centro de Vacunación ubicado en el Poblado Miguel Alemán.(Teodoro Borbón)

• Don Jesús Ramírez, de 104 años, y Enriqueta de Ramírez, de 89 años, apoyados por su hija Alba fueron a pie al Centro de Vacunación ubicado en el Poblado Miguel Alemán. | Teodoro Borbón

HERMOSILLO.- A sus 104 años don Jesús Ramírez Beltrán caminó a paso firme al lado de su esposa, Enriqueta Fuentes Araujo, de 89 años, al módulo de vacunación del Centro Hábitat del poblado Miguel Alemán para recibir su vacuna contra el Covid-19.

De buen oído y de memoria prodigiosa don Jesús cuenta que esta no es la primera enfermedad que enfrenta y a la que ha sobrevivido. Le tocó la aplicación de otras vacunas para enfrentar a la viruela o en su momento a la tosferina.

Cuando vacunaron para la tosferina, ¿te acuerdas tú?, ¿cuándo vacunaron para el sarampión? Entonces si no te acuerdas eres de a tiro verde. ¿Y cuándo vacunaron para la viruela loca?”.

“Me acuerdo cómo no, nada más que yo nunca me quise vacunar, a todos los que vacunaron, se les hizo una costra grande aquí (en el hombro) porque le prendía, fue lo que agarró el líquido”, recordó.

NADA NUEVO PARA ÉL

En los periodos de cada virus, comentó, también las autoridades advertían que si no se vacunaban contra la enfermedad esta les podría causar la muerte.

Del Covid sabe lo básico, conoce a pocos que han sido infectados por esta enfermedad, pero esos pocos han fallecido.

Ayer el abuelito junto con su esposa dijo sentirse bien con la aplicación de la vacuna y compartió su secreto para la longevidad.

“Por la voluntad de Dios, servirle a la gente, hacerle favor, hacer la caridad cuando se ofrece y Dios lo deja caminar como a él le conviene”, expresó don Jesús.

La pareja con 75 años de matrimonio asegura que se conoció cuando ella apenas tenía 10 años, pero don Jesús esperó a que Enriqueta pudiera casarse.

SIETE AÑOS EN EL POBLADO

Los abuelitos longevos llegaron hace siete años al Poblado Miguel Alemán, después de haber vivido en el vecino estado de Sinaloa.

Están en el Poblado por invitación de la “socoyota”, es decir, la hija menor de nombre Alba Ramírez, quien los convenció para vacunarse y los ha cuidado durante la pandemia.

Ella asegura que su padre está en perfecto estado de salud y los dolores de “corvas”, que es lo que lo aqueja, es por el más de centenar de años que ha vivido mientras que su madre sí padece de hipertensión.

En esta nota

Comentarios