Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Subsidio de la luz

Carreteras en Sonora

Economía en Sonora

Fonacot

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Vendía empanadas a los bomberos y ahora es uno de ellos

Este día se conmemora el Día del Bombero en México y son muchos quienes merecen el reconocimiento por su gran labor.

Avatar del

Por Redacción/GH

Manuel Balderrama vendía empanadas a los bomberos y ahora es uno de ellos(GH)

Manuel Balderrama vendía empanadas a los bomberos y ahora es uno de ellos | GH

HERMOSILLO, Sonora.-  A 25 años de haber iniciado su servicio como bombero, Manuel Fernando Balderrama Díaz asegura que a pesar de ser una labor riesgosa, resulta satisfactorio ofrecer el apoyo a los ciudadanos.

Hoy, 22 de agosto, es Día Nacional del Bombero, por lo que Balderrama conmemora a todos los compañeros que como él realizan valerosamente el oficio y recuerda los servicios que marcaron por mucho sus vidas.

Su interés en el oficio inició cuando de joven iba a la estación de bomberos a vender empanadas. Narró cómo acompañaba a dos tíos y un hermano que ya ejercían la labor que tanto le gustó.

Manuel Balderrama vendía empanadas a los bomberos y ahora es uno de ellos. Foto: GH

El comandante me ofreció quedarme de voluntario. Iba los sábados, me compraba todas las empanadas y las repartía entre todos los bomberos, ya no batallaba”, relató el oficial de bomberos.

Gracias al apoyo de sus compañeros y del comandante, después de un año como voluntario, recibió la propuesta para ser bombero de paga, lo que, mencionó, le interesó y lo puso muy contento.

Durante el tiempo prestando su servicio fueron dos los sucesos que marcaron de forma importante su vida: El volcamiento de un camión en el Puente de la Poza y el incendio de la Guardería ABC.

A pesar de los trágicos sucesos que tuvo que vivir, actualmente recuerda con orgullo el servicio que le dio el reconocimiento y una medalla del alcalde Jorge Valencia Juillerat, por un incendio de casa en la colonia Nuevo Hermosillo.

Yo estaba trabajando enseguida de ese domicilio, las personas sabían que era bombero y me avisaron. No tenía acceso por la cocina ni por la sala, por el fuego que había; tumbé parte de la pared del lavadero y por ahí ingresé”, detalló.

El riesgo en el oficio es alto, pero comentó que fue en un par de ocasiones cuando se sintió en peligro. Debido a una lesión, vio la necesidad de cambiar su labor dentro de la estación de bomberos, actualmente trabaja en la radio.

Toda la labor que compete a bomberos es bonita”, señaló. “Es un servicio que se está prestando a la ciudadanía, y mientras los esté apoyando se siente muy bien, todos los servicios dejan a uno satisfecho”.

Invitó a acercarse a los jóvenes que quieren formar parte, pues hace falta la gente voluntaria. Indicó que lo primero son las ganas de ir, la decisión de quedarse o no “llega sobre la marcha”.

En esta nota

Comentarios