No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Una apuesta por la ópera popular

El tenor mexicano Alonso Sicairos-León asegura que en su momento este fue el género de la gente, pero se estilizó y desconectó del público.

Avatar del

Por Eliana Alvarado

Tras confesar que aunque su vocación por el canto fue tardía, Alonso Sicairos asegura que el escenario siempre ha sido su lugar preferido.(Alejandro Carbajal)

Tras confesar que aunque su vocación por el canto fue tardía, Alonso Sicairos asegura que el escenario siempre ha sido su lugar preferido. | Alejandro Carbajal

Para el tenor Alonso Sicairos-León, la ópera es un género que la gente está ávida por escuchar, pero que debe ser más sencillo y recobrar su sentido popular para volver a conectar con el público.

“Cuando la gente lo empieza a entender se divierten como enanos, realmente se identifican con esto. Creo que lo importante es encontrar la manera de traducir ese contexto al actual y volverlo más coloquial, como lo era en su momento”, considera.

Sicairos-León, de 34 años y originario de Culiacán, Sinaloa, confiesa que él mismo no conocía su gusto por la ópera, ni siquiera por el canto en general, hasta que tenía 17 años y lo animaron a presentarse a una audición.

Antes de eso había hecho teatro y algunos trabajos en radio, donde le gustaba imitar voces. Pero el canto no era algo que estuviera en sus planes. Hoy, él es uno de los jóvenes mexicanos exponentes de la ópera.

Luego de participar varios años en el coro de la Secretaría de Marina y como voz oficial en los eventos de la dependencia, Alonso obtuvo recientemente el tercer lugar en el Concurso de Canto Linus Lerner, realizado en San Luis Potosí.

También estuvo inmerso en la temporada del espectáculo Amour á París, que se presenta en el teatro San Benito Abad, en el Estado de México. La puesta en escena simulaba estar ambientada en la pintura Terraza de café por la noche, de Vincent Van Gogh.

El efecto visual combinado con la selección de la música producían especialmente en niños y adolescentes ganas de querer saber más, asegura Alonso: “El público joven se está acercando otra vez a este tipo de repertorio, que es algo que ya no sucede en general”.

Si bien el descubrimiento de su vocación por el canto fue algo tardía, en comparación con la mayoría de quienes se dedican a la música, señala que el escenario siempre ha sido el lugar donde se siente más cómodo.

“No sé si te haga sentido de repente cuando dices ‘sí, ya sé que esta es mi vocación’, pero ya ahora además es que ok, he desarrollado todo un trabajo, una formación, un oficio. Ya no nada más me paro ahí para sentirme a gusto, sino que me siento a gusto ejerciendo toda la profesión”, expresa.

VOCES MEXICANAS 

El joven tenor menciona que las voces mexicanas de la ópera son muy valoradas en el extranjero, pero para que ocurra lo mismo en el País se requiere primero entender el arte como reflejo de una cultura y como potencializador humano.

“Cuando uno logra ir a Europa, al extranjero, todo el mundo se muere de emoción por ir, desde que escuchan que es tenor y es mexicano ya tienes la atención de todo mundo”, asevera. “Y en México no pasa eso”.

Por ello, considera importantes los esfuerzos que se hacen en diferentes lugares del País para mantener viva esa tradición artística, incluso si no vienen desde los propios músicos.

Alonso Sicairos es un gran admirador del cantante Chris Merritt y cumplió su sueño de conocerlo hace unos meses en un concurso en Sao Paulo, Brasil. Pero en cuanto a escenarios dice que no busca pisar alguno en particular, simplemente trata de aprender en cada lugar a donde la música lo lleve.

“Creo que el público, en general, ha sido mi más grande maestro”, añade, “porque cada lugar, cada ocasión, cada teatro, es completamente diferente, aunque vayas y cantes lo mismo, la gente siempre lo recibe diferente, siempre te responde diferente, y eso es lo que uno aprende”.

En esta nota
  • Perfiles

Comentarios