Hermosillo

Tres décadas de ser "pitahayera"

Con gran orgullo destaca que enseñó a su hija este modo honesto de ganar dinero. 

Avatar del

Por Gamaliel González

Mari Miranda, Gabriela Alegría y Verónica Miranda, venden pitahayas en el cruce de las vías del ferrocarril en San Pedro El Saucito.(Julián Ortega)

Mari Miranda, Gabriela Alegría y Verónica Miranda, venden pitahayas en el cruce de las vías del ferrocarril en San Pedro El Saucito. | Julián Ortega

HERMOSILLO, Sonora.- Desde hace 30 años la señora Mari Miranda ha recolectado pitahayas sorteando los peligros del monte para ofrecerlas en San Pedro, trabajo que ha enseñado a su hija y hermana.

"Yo voy y las corto, yo voy y las pelo, yo batallo con el balde, todo en el monte, y todavía me paro aquí en el Sol para venderla", dijo la mujer de 50 años de edad.

Para realizar su labor se levanta a trabajar a las 3:30 horas junto con su hermana Verónica y su hija Gabriela Alegría, relató, para empezar a recoger la fruta del desierto y a las 9:00 horas ya las oferta en el entronque de San Pedro y Zamora.

"Yo le enseñé a mi hija cómo se debe de ganar el dinero en esta vida honestamente y pues parece que va siguiendo mis pasos, ya tiene ella aproximadamente 7 años viniendo conmigo", resaltó.

Detalló que en el caso de su hermana tiene 15 años que empezó a vender las pitahayas en el mismo sitio donde ella se ha colocado durante tres décadas de manera consecutiva cada temporada de verano.

Indicó que acuden al monte para buscar la fruta sorteando los peligros como las víboras, algún gato montés y personas que padecen de sus facultades mentales.

Explicó que llegan al monte juntas, pero se separan para buscar por 10 kilómetros las pitahayas y se vuelven a reunir en un punto durante la mañana para ir a vender el producto.

Manifestó que en su casa le acompañan 10 nietos y 5 hijas quienes trabajan para apoyarla en los gastos, y ella como jefa de familia espera con ansias cada temporada de pitahayas para trabajar en la recolección y venta de este producto regional.

En esta nota
  • Oficios en Hermosillo
  • Temporada de pitahayas

Comentarios