No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

“Si no salgo a vender ¿qué voy a comer?”

Francisco Javier Buitimea Márquez no logra vender la cantidad suficiente de artículos para tener el dinero que le permita salir adelante

Avatar del

Por Julián Ortega

1/6
Vive en casa de su hijo desde hace dos meses, en Cerrada Las Tejas número 148, en la colonia Valles del Portal.(Julián Ortega)

Vive en casa de su hijo desde hace dos meses, en Cerrada Las Tejas número 148, en la colonia Valles del Portal. | Julián Ortega

El calor es el peor enemigo de Francisco Buitimea, por eso procura llevar su botellita de agua.(Julián Ortega)

El calor es el peor enemigo de Francisco Buitimea, por eso procura llevar su botellita de agua. | Julián Ortega

Conoce cada rincón de la casa y puede preparar sus alimentos, aunque de forma lenta.(Julián Ortega)

Conoce cada rincón de la casa y puede preparar sus alimentos, aunque de forma lenta. | Julián Ortega

En su diario caminar Francisco encuentra muchos obstáculos y hace apenas unos días fue víctima de un atropellamiento, afortunadamente leve.(Julián Ortega)

En su diario caminar Francisco encuentra muchos obstáculos y hace apenas unos días fue víctima de un atropellamiento, afortunadamente leve. | Julián Ortega

Con los pies dañados de tanto caminar, al fin puede tomar un descanso cuando llega a casa.(Julián Ortega)

Con los pies dañados de tanto caminar, al fin puede tomar un descanso cuando llega a casa. | Julián Ortega

Sus ventas bajaron con las medidas de distanciamiento social.(Julián Ortega)

Sus ventas bajaron con las medidas de distanciamiento social. | Julián Ortega

HERMOSILLO, Sonora.- El vivir sin poder ver la luz del día nunca fue un problema para Francisco Javier Buitimea Márquez, pero ahora que el coronavirus mantiene a miles de personas en aislamiento social, le ha resultado difícil vender la cantidad suficiente de escobas y trapeadores para poder obtener un buen ingreso.


A sus 67 años de edad, usa unas sandalias, y camina kilómetros en las colonias del Norte de la ciudad en busca de clientes que estén interesados en alguno de sus productos. 

“La mera verdad que siempre afecta, como todo, si acaso se venderá una pieza o dos o tres y me hacen el día y gano la batalla, al menos para que salga para la papa.

 “Antes de esto podía vender entre siete y 10 piezas entre escobas y trapeadores y me iba muy bien”, expresa mientras saca su botella de agua para hidratarse.

Tiene ya dos meses que vive solo en la cerrada Las Tejas #148 esquina, en la colonia Valles del Portal, donde cuida la casa de su hijo, quien se fue a Ciudad Obregón a visitar a sus familiares. Su hijo también es invidente al igual que su esposa y espera que de un momento a otro lleguen para acompañarlo.

"LA ENFERMEDAD ESA...QUE ANDA"


La casa es humilde, en su refrigerador y la alacena hay muy pocos alimentos. 

Afortunadamente conoce cada rincón de la vivienda y puede desplazarse sin problema. 

“Con lo que guste darme la gente, despensas, ropa del tamaño mediano de segunda por lo menos”, añade, “sé que la situación está dura, pero lo que gusten venir a dejarme de dinero lo recibo con gusto y agradecimiento”.

“También los vecinos me dicen que me quede en la casa dos días por lo de la enfermedad esa que anda, pero si no salgo ¿qué voy a comer?”, agrega, “no creas, la gente me ha dejado despensa y comida, poca pero no me ha hecho falta gracias a Dios”, señala al tiempo que con el brazo quitaba el sudor de la frente.


¿PUEDE APOYARLO?


Para ayudar a don Francisco Javier Buitimea Márquez puede llamarle al celular 66 23 54 20 38 o acudir a cerrada de Las Tejas #148 esquina, en fraccionamiento Valles del Portal, que colinda con la colonia Solidaridad al Norte.

Él estará ahí en el domicilio de las 17:00 horas en adelante.


 

En esta nota

Comentarios