No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Se adaptará Iglesia a la nueva normalidad

Esto dependerá de cómo avance el semáforo de riesgo del estado y se informará a través de los medios y las parroquias de estos municipios.

Avatar del

Por Tanya Vásquez

Se adaptará Iglesia a la nueva normalidad

Se adaptará Iglesia a la nueva normalidad

En la nueva normalidad las grandes empresas, los pequeños comercios, la organización de eventos sociales y públicos se habrán de adaptar, pero también las iglesias han creado un protocolo para poder retornar a sus actividades.

La Arquidiócesis de Hermosillo que contempla los municipios Hermosillo, Carbó, Benjamín Hill, Santa Ana, Magdalena de Kino, San Miguel de Horcasitas, Rayón, Opodepe, Cucurpe, Ures, Baviácora, Aconchi, San Felipe, Huépac, Banámichi y Arizpe, ha ideado un protocolo por etapas.

Esto dependerá de cómo avance el semáforo de riesgo del estado y se informará a través de los medios y las parroquias de estos municipios.

El padre Martín Gerardo Hernández, vicario general de la diócesis de Hermosillo, informó que en estos casi cuatros meses desde que se detuvieron actividades, no se ha dejado de la atención a las personas y han hecho uso de la tecnología para hacer grupos de apoyo, misas a través de plataformas y atención a enfermos o familias necesitadas.

Desde el pasado viernes se comenzaron a preparar equipos en cada parroquia que serán los encargados de dirigir y coordinar las acciones determinadas en cada etapa.

La primera etapa de reapertura será cuando el semáforo pase a color naranja y ser de manera individualizada, explicó el padre Martín, y estarán abiertas las parroquias, sólo para visitas individuales y las oficinas parroquiales.

Las personas podrán acudir al templo de forma individual a hacer oración, a leer la biblia, que tengan ese primer contacto, no habrá celebraciones presenciales, pero se mantendrán las virtuales”.

Cuando el semáforo pase a color amarillo se realizarán celebraciones con un porcentaje menor de asistentes, respetando los protocolos de seguridad, sana distancia, auto cuidado y cuidado de los demás. 

Cuando el semáforo pase a color verde se mantienen abiertos el templo, la oficina y demás instalaciones.

En esta nota
  • Iglesia católica

Comentarios