No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

¡Sandía fresca en Ures!

Jesús López va incluso hasta Chihuahua si es necesario con tal de tener fruto disponible.

Avatar del

Por Gamaliel González

Jesús López desde hace años vende  sandías en Ures, Sonora, y cuando aquí se acaba la temporada la trae incluso desde Chihuahua.(Teodoro Borbón)

Jesús López desde hace años vende sandías en Ures, Sonora, y cuando aquí se acaba la temporada la trae incluso desde Chihuahua. | Teodoro Borbón

Sentado cerca de su viejo pick up, Jesús López ofrece sandías de todos los tamaños en el estacionamiento de la Central Camionera de Ures y lo que más le gusta de su trabajo es que ha hecho buenas amistades.

El fruto de cáscara verde lo trae de los campos del Real del Alamito y cuando ahí se acaba va a Pesqueira, después a Empalme y al finalizar la temporada de sandía en Sonora se va por ella hasta Chihuahua.

Hay que buscarle, sí es más cara, pero también se vende más cara la vengo vendiendo en 40 y 50 pesos la más chica, ahorita la tengo en 20 pesos la chica”, explicó.

Las ventas del rico fruto de pulpa roja han disminuido en el pueblo debido al Covid-19 y a pesar de que Ures ya figura en la lista de municipios con casos, afirma que continuará con su trabajo.

No hay nadie que no se conozca aquí en el pueblo, todos se conocen, con esto del coronavirus siempre ha mermado, se nota la ruina, no jala bien, no hay dinero se atrasó mucho todo”, contó.

Anima a los pobladores a que se olviden un poco de este tiempo difícil que se vive probando el delicioso fruto y que aprovechen la temporada de sandía que recién inicia en los alrededores de la localidad.

Don Jesús lleva cerca de 6 años de colocarse en este sitio para vender su mercancía en este Municipio y siempre se la ha vendido, así que espera que la reactivación económica llegue pronto a su comunidad para que mejore su comercio.

Detalló que con este trabajo ha sacado adelante a sus dos hijos y esposa además de que le ha permitido hacer buenas amistades que cada vez que pasan por las calles Aldama y García Morales lo saludan con el grito de “¡sandías!”.

En esta nota
  • Historia

Comentarios